Justicia

El juez imputa a Repsol y CaixaBank por los encargos a Villarejo

Les imputa como personas jurídicas en la causa

El ex comisario José Manuel Villarejo atiende a los medios a su salida de la Audiencia Nacional.
El ex comisario José Manuel Villarejo atiende a los medios a su salida de la Audiencia Nacional. EFE

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha imputado a Repsol y CaixaBank como personas jurídicas en la causa sobre los encargos realizados al excomisario José Villarejo que tendrían, entre otros objetivos, investigar al expresidente de Sacyr Luis del Rivero. 

García Castellón ha citado como investigadas a Repsol y CaixaBank en calidad de personas jurídicas por delito de cohecho y delito de revelación de secretos y solicita que ambas empresas designen un representante, así como abogado y procurador para llevar a cabo la comparecencia en la que se informará a los representantes de las dos compañías de los hechos que se les atribuyen. Tras esa comparecencia, el juez cita a los representantes de ambas entidades para el 26 de julio.

En su auto, el juez ve indicios acreditados de que ambas compañías, "actuando conjuntamente, accedieron al tráfico de llamadas telefónicas realizadas por Luis del Rivero y personas de su entorno". Ahora bien, el magistrado recuerda que para imputar a una persona jurídica se exige que del delito sea cometido en beneficio directo o indirecto de la entidad. En este caso, explica el auto, las facturas emitidas por Villarejo en ejecución de los trabajos de investigación encargados fueron abonadas por CaixaBank y Repsol, “poniendo de manifiesto que la actuación de los investigados se llevó a cabo en todo momento en nombre y por cuenta de la propia compañía”.

García Castellón aprecia en el auto dudas sobre la diligencia empleada por las dos entidades en la contratación de los servicios de Villarejo y para ello destaca dos extremos: la legalidad del servicio contratado y la condición de funcionario público de Jose Manuel Villarejo. Explica además que tanto Caixabank como Repsol remitieron en su momento documentación en la que ambas aludían a la legalidad de la contratación de la empresa Cenyt justificándola en la convicción de que se trataba de servicios de seguridad privada.

Por otra parte, el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha pedido al juez que investiga los encargos de la eléctrica a Cenyt, empresa vinculada al excomisario José Villarejo, que se aclare la veracidad del informe en el que un exdirectivo advertía de supuestas irregularidades en el pago de estas facturas.

En un escrito de alegaciones presentado ayer por su defensa, Sánchez Galán insta al magistrado a que solicite el documento original aportado por el exresponsable de Control Corporativo, José Antonio del Olmo, al que acusa de haber robado facturas de la multinacional.

Normas
Entra en El País para participar