El Ritz tiene una joya escondida bajo el jardín

El hotel del grupo Mandarin Oriental cuenta con un spa de 700 metros cuadrados,

gestionado por The Beauty Concept

Zona de aguas del Mandarin Oriental Ritz.
Zona de aguas del Mandarin Oriental Ritz.

Dos plantas más abajo del jardín del Mandarin Oriental Ritz, a resguardo de miradas indiscretas, se encuentra un verdadero tesoro para los sentidos: un spa acorde con la categoría del hotel de lujo. Por primera vez en sus 110 años de historia, el hotel más icónico de Madrid ha estrenado un espacio de más de 700 metros cuadrados centrado en el bienestar y el ejercicio. Se accede por un elegante pasillo, empapelado con una decoración que asemeja a un misterioso bosque, obra del estudio Gilles & Boissier, cuyo objetivo principal era crear un lugar único para relajarse y que desembocara en una luminosa zona de agua, con una iluminación que simula el cielo de Madrid, con destellos dorados y mármol blanco. El espacio cuenta con una piscina climatizada, duchas sensoriales, baño de vapor, piscina de vitalidad y un centro de ejercicio de última generación equipado por Technogym Artis.

Para la piscina se buscó crear la sensación de un palacio sumergido en el agua, con las paredes y molduras forradas de mármol estatuario –blanco veteado en gris, de la zona de Carrara y utilizado en esculturas como el David y La Piedad de Miguel Ángel–. Además, junto con el arquitecto, Rafael de La-Hoz, se trabajó para crear un tragaluz natural desde el jardín, ubicado sobre la piscina y extendiendo artificialmente una fuente de luz natural a través de una ranura luminosa que recorre la piscina de 16 metros de largo. El fondo de la piscina tiene mosaicos con reflejos dorados, como en las duchas y en la sauna. Además, los diversos detalles en latón cepillado añaden a la decoración un toque más de refinamiento.

Vista del gimnasio.
Vista del gimnasio.

Para la gestión de esta exclusiva zona, el grupo Mandarin Oriental ha confiado en The Beauty Concept (TBC), al frente de la cual está la empresaria Paz Torralba, propietaria de varios establecimientos de estética y peluquería en Madrid, y encargada de ofrecer una amplia gama de tratamientos y protocolos exclusivos.

En la selección de la carta de tratamientos y protocolos se ha trabajado durante dos años, con el fin de ofrecer un servicio de belleza personal, a medida de cada cliente. El proyecto, asegura Torralba, “supone trasladar toda nuestra experiencia más allá de las fronteras de nuestros centros y colaborar con uno de los principales grupos en el mundo de hoteles, resorts y residencias más prestigiosos del mundo”.

El protocolo comienza 30 minutos antes de la cita concertada, con el fin de que el cliente no desaproveche ni un minuto de su tratamiento y para disfrutar al máximo de las instalaciones. Tampoco se ha escatimado a la hora de reunir las mejores marcas para aplicar los tratamientos cosméticos, seleccionadas todas en función de los ingredientes activos puros que emplean, entre ellas, Cellcosmet, Biologique Recherche, Valmont y iS Clinical.

El spa está abierto para los clientes alojados en el hotel, pero también para los externos, siempre y cuando reserven cita para realizar un tratamiento de belleza. Solo en ese caso podrán utilizar la zona de aguas. En cuanto a las instalaciones del gimnasio, el hotel estudia la posibilidad, como ya se hacía anteriormente en el hotel Ritz, de abrir las instalaciones a socios.

El tratamiento más exclusivo, diseñado por el equipo de terapeutas de The Beauty Concept para los clientes del hotel, que se ofrece en las cabinas, es Sublime Mandarin Oriental Ritz, con un precio de 350 euros y una duración de 90 minutos. “Una lujosa obra maestra en el cuidado de la piel, adaptada a las necesidades de cada tipo y persona, respetando la identidad hormonal para obtener unos resultados altamente sobresalientes, que se realiza con productos de la marca suiza Valmont”, asegura Torralba, que detalla algunos de los beneficios del tratamiento, como un tensado natural de la piel con un potente efecto lifting, mejora de la apariencia de las arrugas y de las líneas de expresión, así como ilumina y revitaliza los tejidos con un efecto intensamente hidratante, y previene la oxidación celular y el envejecimiento cutáneo.

Normas
Entra en El País para participar