ALD, a por la ‘pole’ en el nuevo transporte

El plan estratégico busca colocar la compañía a la cabeza de la nueva movilidad

ALD Automotive

Move 2025 es un plan muy ambicioso que se fundamenta en la transformación que comenzamos hace cinco años para aprovechar las oportunidades de crecimiento que vemos en el futuro a medio y largo plazo”, aseguraba Tim Albertsen, director general de ALD, en la presentación de este plan estratégico en noviembre de 2020.

Con este nuevo plan la compañía pretende “posicionarse en el centro del mundo de la movilidad y fortalecer su competitividad para convertirse en un proveedor de movilidad sostenible totalmente integrado y líder mundial en su sector”.

Basado en cuatro pilares, el primero busca que ALD sea reconocido por sus clientes como el proveedor más innovador de productos y servi­cios de movilidad a través de la digitalización, la personalización, la flexibilidad, la experiencia del cliente y como una marca de movilidad única. El segundo piensa en el crecimiento, en llegar a más clientes de todo el mundo, en contar con nuevos socios y en apostar por nuevas adquisiciones que aporten valor añadido.

La cifra

2,3 millones para 2025. Es el valor que ALD espera lograr en 2025 para su flota. Para ello, se enfocará tanto en los contratos directos como indirectos, aunque confía en que estos últimos aumenten más rápido.

El tercer pilar sitúa a las personas y la responsabilidad social corporativa en el centro del modelo empresarial; y el cuarto está relacionado con el rendimiento, al aspirar a generar valor durante el ciclo económico, dentro de un marco operativo comercial sólido, para hacer crecer la empresa de manera rentable.

En esta línea, se espera que el total de contratos alcance una flota de 2,3 millones para 2025, incluidas adquisiciones complementarias. La estrategia se enfocará tanto en los canales directos como en los indirectos, y se estima que la tasa de aumento sea ligeramente más rápida en estos últimos, en especial gracias a su plataforma digital.

En cuanto a la relación entre gastos e ingresos (excluyendo el resultado de ventas de autos usados), mejorará hasta colocarse entre el 46% y el 48%, Además, el plan pretende que el ratio de pago de dividendos se sitúe entre el 50% y el 60% en el periodo 2020-2025.

Inversión

El plan Move 2025 de ALD Automotive asignará un presupuesto adicional de 66 millones de euros a inversiones digitales durante los próximos cinco años en sus cuatro pilares estratégicos. Esta acción elevará la participación de la inversión en competencias digitales de la compañía de un 20% de los gastos operativos en 2017-2019 hasta un 23% en 2020-2025.

Pero si hubiese que destacar una única clave de esta hoja de ruta esa sería su apuesta por la sostenibilidad. ALD va a continuar liderando el mercado del cambio hacia vehículos de bajas emisiones, acompañando a sus clientes a través de un enfoque basado en el coste total de propiedad (TCO4, por sus siglas en inglés), una oferta de vehículos eléctricos (EV5) con todo incluido y un programa de vehículos eléctricos global.

Está previsto que el 30% de las entregas de automóviles nuevos que realice la compañía sean vehículos eléctricos para 2025. Es más, para 2030 el objetivo es aún más ambicioso, al establecer que el 50% de sus entregas sean vehículos 100% eléctricos.

Como resultado, se prevé que las emisiones medias de CO2 por vehículo para los nuevos contratos en 2025 sean, al menos, un 40% inferiores a las de 2019.

Normas
Entra en El País para participar