Largas colas en las oficinas del Banco de España en el último día para canjear pesetas por euros

Los españoles pueden obtener un euro por cada 166 pesetas intercambiadas

Cambiar pesetas euros
Gente haciendo cola en las oficinas del Banco de España. AFP

El plazo para cambiar las pesetas por euros finaliza este miércoles, y en las oficinas del Banco de España de Barcelona, Valencia y Madrid se registran largas colas de personas que han esperado hasta el último día para hacer el canje.

El Banco de España dejará de cambiar hoy pesetas a euros, por lo que hoy es el último día en el que se podrá canjear la antigua divisa española, sin necesidad además de solicitar cita previa, aunque tendrán prioridad las personas que sí la hayan pedido.

Los canjes se podrá realizar en la sede central del Banco de España (C/Alcalá, 48) o en cualquiera de las 15 sucursales que tiene el organismo en todo el territorio nacional (A Coruña, Oviedo, Bilbao, Barcelona, Valladolid, Zaragoza, Palma de Mallorca, Badajoz, Valencia, Alicante, Murcia, Sevilla, Málaga, Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife).

Las personas interesadas en hacer el cambio deben acudir en el horario de 08.30 a 14.00 horas con el DNI, pasaporte o tarjeta de residencia, y con las pesetas que desean cambiar. Para agilizar las operaciones, el Banco ofrece un "sistema rápido" de entrega de las pesetas para recuento y abono posterior en la cuenta corriente que señale el ciudadano que solicite el cambio.

Se pueden cambiar todos los billetes y monedas emitidos con posterioridad a 1939. Para los billetes emitidos entre 1936 y 1939, durante la Guerra Civil, es necesario que los expertos del Banco de España realicen un análisis previo.

Pasado este plazo, el valor de los billetes decrecerá y requerirá de la intermediación de expertos en numismática, que determinarán su valía en función del estado de conservación, mientras que las monedas se comprarán a peso.

Los españoles conservaban hasta el mes de mayo un total de 1.584 millones de euros de la antigua moneda nacional sin canjear, una cifra que equivale a 263.555 millones de pesetas.

En Barcelona, por ejemplo, los ciudadanos con monedas en su poder y que esperan resignados en las colas llevan diferentes cantidades de pesetas, que al cambio suponen desde los 50 o 70 euros de algunos a los 400 euros que conseguirán otros.

18 años desde que el euro entró en circulación

Según los últimos datos publicados por el Banco de España, y a pesar de que han pasado más de 18 años desde que empezó a circular la moneda común, los españoles conservaban en mayo aún 132.942 millones de pesetas en billetes (799 millones de euros) y 130.613 millones de pesetas en monedas (785 millones de euros).

El banco emisor estima que el 45% de las monedas en pesetas que estaban en circulación antes de la entrada del euro nunca será entregado al Banco de España para su canje porque permanecerá en manos de los españoles como pieza de coleccionismo, o bien por deterioro, pérdida o salida del país en los bolsillos de los turistas.

La cantidad media de canje de pesetas que han llevado a cabo los españoles es de unos 170 euros por persona, siendo el importe mucho mayor en el caso de billetes que en el de monedas, según ha señalado la directora general de Efectivo y Sucursales del Banco de España, Concha Jiménez, en una entrevista con Europa Press.

El volumen total de billetes y monedas de pesetas que están todavía sin canjear es de 1.580 millones de euros, lo que supone solo el 3% del importe total de billetes y monedas que había en circulación cuando se introdujo el euro físico en 2002. "La cantidad que quedará finalmente por cambiar dependerá de la actitud de cada uno de los ciudadanos, pero estamos hablando que el canje mayoritario se ha hecho ya durante los últimos años", ha señalado Jiménez.

Cabe recordar, que el tipo de cambio es de un euro por cada 166,386 pesetas. No se tendrá en consideración para su canje aspectos como la antigüedad o el estado de los billetes y monedas de peseta.

Normas
Entra en El País para participar