Redes sociales

Facebook supera el billón en Bolsa tras desestimar un juez las demandas antimonopolio contra la 'big tech' en EE UU

La Comisión Federal de Comercio (FTC), una de las que denunció a la compañía, tiene 30 días para presentar una nueva demanda si así lo desea

El fundador y CEO de Facebook, Mark Zuckerberg.
El fundador y CEO de Facebook, Mark Zuckerberg.

Facebook se ha anotado este lunes una gran victoria judicial frente a la ofensiva antomonopolística de las autoridades estadounidenses. Al menos, por ahora. Un juez de EE UU ha desestimado dos querellas contra el gigante de las redes sociales por presuntas prácticas contra la competencia, una presenta por la Comisión Federal de Comercio /(FTC, por su siglas en inglés) y otra por una coalición formada por 48 Estados. La decisión disparó el precio de las acciones de la compañía a niveles récord. Sus títulos subieron más de un 4% hasta un máximo de 357,36 dólares, superando el billón de dólares de capitalización por primera vez.

El juez del distrito de Whashington James Boasberg consideró que la demanda del Gobierno era "legalmente insuficiente", pues la FTC "no había alegado suficientes hechos para establecer de manera plausible" que Facebook tiene poder de monopolio en el mercado de servicios de redes sociales personales, por lo que debía "ser desestimada".

La sentencia añade que la demanda de la FTC "no dice casi nada concreto sobre la cuestión clave de cuánto poder tenía y mantiene Facebook en el mercado". Ahora, el citado organismo dispone de 30 días -hasta el 29 de julio- para modificar la demanda y volver a presentarla ante el juez si así lo estima pertinente.

Por contra, Boasberg desestimó por completo el caso de la querella presentada por la coalición de Estados, liderado por la fiscal general de Nueva York, Letitia James, basando su decisión en que los hechos que se denunciaban tuvieron lugar hace demasiado tiempo y no se plantearon objecciones en su debido momento. En concreto, denunciaban las compras de Instragram y WhatsApp, que se produjeron hace nueve y siete años, respectivamente.

"El tribunal no tiene conocimiento de ningún caso y los demandantes no proporcionan ninguno, donde una demora tan larga en la búsqueda de tal remedio consecuente haya sido aprobada en un caso presentado por un demandante que no es el Gobierno federal", apuntó.

Una portavoz de la oficina del fiscal general de Nueva York dijo que estaban "considerando nuestras opciones legales". Por su parte, un portavoz de Facebook aseguró que les "complace que las decisiones de hoy reconozcan los defectos en las quejas del gobierno presentadas contra Facebook". Desde la FTC también indicaron que estaban "revisando de cerca la decisión y evaluando la mejor opción a seguir", informa Reuters.

Los hechos que han desencadenado en esta sentencia se remontan a diciembre de 2020. Entonces, tanto el Gobierno de EE UU (bajo el mando de Donald Trump) como la citada coalición de Estados (tanto demócratas como republicanos), acusaron formalmente a Facebook de violar las leyes antimonopolio. Unos meses después, en marzo, la compañía de Mark Zuckerberg pidió al juez que desestimase las demandas, al asegurar que estas ignoraban "completamente la realidad de la industria tecnológica dinámica y altamente competitiva en la que Facebook opera", recuerda Efe.

La sentencia supone un duro revés para los reguladores, que acusaban a la compañía de prácticas anticompetitivas y reclaban que se obligase a Facebook a desprenderse de Instagram y WhatsApp, pese a que en su momento ambas adquisiciones recibieron el visto bueno de los reguladores. Precisamente, en sus escritos de marzo, el gigante de las redes sociales recriminó a los demandantes que quisieran obligar a deshacer dos adquisiciones que habían sido anteriormente aprobadas, algo de lo que, según Facebook, no existe precedente.

Tanto el Gobierno federal como los 48 Estados acusan al gigante tecnológico de sofocar la competencia al comprar a sus rivales, a Instagram por 1.000 millones y a WhatsApp por 19.000 millones de dólares.

La decisión del juez supone, al menos por ahora, un triunfo para Facebook y un varapalo para la FTC, liderada por Lina Khan, una profesora de derecho conocida por su rechazo al enorme poder amasado por las big tech estadounidenses y cuyo nombramiento fue confirmado el pasado 15 de junio por el Senado.

Además de contra Facebook, las autoridades de EE UU presentaron también demandas contra Google por presuntas prácticas contra la competencia.

La sentencia también llega cuando se está debatiendo en la Cámara de Representantes la aprobación de cinco proyectos de ley que buscan limitar el poder de Facebook, Google, Amazon y Apple. El paquete legislativo, que aún debe pasar por el pleno de la Cámara y por el Senado y que plantea una revisión radical de las leyes antimonopolio, se está encontrando con múltiples obstáculos, especialmente por parte de los representantes republicanos.

Normas
Entra en El País para participar