Evasión fiscal

La Audiencia Nacional autoriza la extradición a EE UU de John McAffee, pionero de los antivirus

Rechazan el argumento de su defensa de que las acusaciones contra el tienen motivaciones políticas. EE UU le acusa de evasión de impuestos entre 2016, 2017 y 2018

John McAfee durante la vista de extradición de John McAfee.
John McAfee durante la vista de extradición de John McAfee.

La Audiencia Nacional ha autorizado la extradición a EE UU de John McAfee, uno de los pioneros en el negocio de los antivirus y creador de la empresa McAfee, donde está acusado de evasión fiscal. El multimillonario estadounidense, de 75 años, fue detenido en el aeropuerto de Barcelona en octubre de 2020 mientras trataba de coger un vuelo a Estambul por una alerta activada por Interpol.

En un auto, al que ha tenido acceso Efe y que puede ser recurrido, la Sección segunda de lo Penal da luz verde a la entrega por los hechos relativos a los ejercicios 2016, 2017 y 2018, por los que se mostró favorable la Fiscalía. Pero no así con respecto a los correspondientes a 2014 y 2015, por los que también le reclamaba la justicia estadounidense, dado que en España serían constitutivos en todo caso de infracción administrativa.

El tribunal de la Audiencia Nacional ha rechazado el argumento de la defensa de McAfee de que las acusaciones contra el tenían motivaciones políticas. McAfee ha vinculado los cargos presentados contra el a su intento fallido de postularse como candidato del Partido Libertario en las elecciones presidenciales de EE UU en 2020. Un partido que rara vez obtiene más del 1% de los votos en las elecciones de EE UU.

Según indica el auto, "no existe prueba acreditativa de que tal cosa pudiera estar sucediendo. Al contrario, la reclamación efectuada tiene amparo en un delito contra la hacienda pública" y que concurren los requisitos para acordarla.

El tribunal también apunta que la "relevancia social, económica o de cualquier ámbito", que alega la defensa, "no le otorga inmunidad alguna, estando sometido a las leyes del mismo modo que cualquier ciudadano 'no relevante'". "El principio de igualdad ante la ley es de aplicación inexorable", añade la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.

McAfee permanecía en prisión preventiva desde que fue arrestado en España, después de que el tribunal haya rechazado también su última petición de libertad al considerar que el "riesgo de fuga continúa siendo evidente" y que no tiene "ningún signo apreciable de arraigo".

Sobre el argumento de que se debía rechazar la extradición por motivios humarios, ya que la condena debido a su edad y estado de salud supondría una cadena perpetua, la sala señala que no consta que el reclamado sufra de graves problemas de salud y tampoco consta que haya padecido ningún problema relacionado con el Covid-19.

Durante la vista de extradición el pasado 15 de junio, el empresario, cuya deuda tributaria con Estados Unidos se eleva a más de cuatro millones de dólares, aseguró haber pagado "millones de dólares en impuestos". También añadió que, en caso de ser extraditado, "es casi seguro de que pasaré el resto de mi vida en prisión porque EE UU quiere usarme como un ejemplo".

EE UU le persigue por cinco delitos graves de evasión de impuestos que acarrean pena de cárcel de no más de cinco años por ejercicio, y otros cinco delitos menores por la omisión de presentación de la declaración, según Europa Press.

El Departamento de Justicia de EE UU reclamaba su extradición argumentando que todos los ciudadanos de ese país están obligados a presentar la declaración de la renta si sus ingresos mínimos superan aproximadamente los 22.000 dólares anuales. Además, alegaban que durante los ejercicios en que supuestamente cometió delito fiscal McAfee residía en Lexington (Tennesee) y que ocultó sus ingresos al fisco "aparentando que carecía de ellos".

Según esta agencia, en 2014 el empresario tuvo ingresos por charlas y eventos por valor de 90.000 dólares, en 2015, tuvo unas ganancias de 100.000 dólares por charlas y por los derechos de la historia de su vida para un documental; en 2016 obtuvo 800.000 dólares, la mayoría por consultoría a MGT Capital Investmets; en 2017, el montante que tuvo fue de 1,25 millones, y en 2018 recibió 8 millones por consultoría y por promoción de varias ofertas iniciales de criptodivisas.

El pasado octubre, la SEC también demandó al magnate por supuestamente “bombear” ofertas iniciales de monedas (ICO) sin revelar que se le estaba pagando por hacerlo. McAfee supuestamente recibió Bitcoin y Ethereum por valor de más de 11,6 millones de dólares por promover siete ICO en 2017 y 2018. Supuestamente también recibió 11,5 millones en los tokens promocionados. Según la SEC, que describió la violación de valores en una demanda de 55 páginas, McAfee recaudó un total de 23,2 millones de dólares en proyectos que recaudaron un acumulado de 41 millones.

Normas
Entra en El País para participar