Seat y Stellantis Vigo se suman a los paros la semana que viene por la falta de chips

La compañía de Martorell (Barcelona) no descarta ajustes adicionales

Planta de Seat en Martorell (Barcelona).
Planta de Seat en Martorell (Barcelona).

Seat cerrará la línea 3 de la planta de Martorell (Barcelona) los días 22 y de junio por la falta de suministro global de semiconductores que afecta a la industria del automóvil, mientras que Stellantis Vigo también ha confirmado que lo hará durante algunos días.

La enseña española ha acordado medidas de flexibilidad interna con los representantes sindicales, según ha informado en un comunicado. La compañía ya había acordado previamente parar el lunes 21 de junio, después de permanecer cerrada los días 17 y 18 del mismo mes, mientras que los días 23 y 24 de junio son días festivos.

Seat ha afirmado que está haciendo "todo lo posible" para mantener el resto de líneas de producción abiertas y no ha descartado ajustes adicionales. La demanda de los modelos Seat y Cupra se encuentra actualmente en niveles precovid: "Cupra ya ha entregado más coches en los primeros cinco meses de 2021 que en el conjunto de 2020", ha subrayado la empresa.

De su lado, la planta del grupo Stellantis (PSA y Fiat Chrysler) en Vigo ha confirmado este viernes que volverá a suspender su producción algunos días de la semana que viene por el mismo problema.

La dirección de la factoría ha informado a la plantilla de que el sistema 1 (que monta el Peugeot 301, el Peugeot 2008 y el C-Elysée) no trabajará ni el lunes 21 ni el martes 22 de junio. Los turnos de día de este sistema se incorporarán el miércoles, y volverán a parar el jueves 24 de junio, mientras que el turno de noche, por su parte, parará también el día 23 y se reincorporará a la actividad el jueves 24.

Además, el sistema 2 (que monta las furgonetas) trabajará normalmente los días 21, 22 y 23 de junio, hasta el turno de noche, que no tendrá actividad, así como los turnos de día del día 24.

Los dos sistemas de la planta viguesa estuvieron parados el pasado domingo y el lunes de esta semana, retomando la producción el martes. Estas paradas y las que se prevén, se suman a las otras muchas que la fábrica ha sufrido desde principios de año por falta de componentes que sirven proveedores afectados por la 'crisis de los microchips'.

Para afrontar este escenario, Stellantis Vigo tiene en marcha un ERTE pactado con la mayoría del comité de empresa (salvo los sindicatos CIG y CUT), que contempla la regulación de los trabajadores fijos a tiempo completo durante un máximo de 60 días, y que está en vigor hasta final de año.

Normas
Entra en El País para participar