El bróker chipriota de CFD TradeFW se marcha de España tras la actuación de la CNMV

Contaba con una fuerza comercial de unas 200 personas para vender derivados de alto riesgo en el país

Rodrigo Buenaventura, presidente de la CNMV.
Rodrigo Buenaventura, presidente de la CNMV.

Aviso a navegantes de la CNMV para los 218 intermediarios que operan en España con licencia chipriota. La firma especializada en contratos por diferencias (CFD) iTrade Global, que opera en España con la marca TradeFW y a través de un pasaporte comunitario –sin sucursal registrada–, abandona el país después de que la CNMV detectara irregularidades en su actuación comercial, que llevaba a cabo con un call center de unas 200 personas, según fuentes conocedoras de la situación. Su agente vinculado era Alef & Kiai.

La lucha de la CNMV contra firmas que prestan servicios de inversión sin estar registradas en España se remonta a tiempos de Sebastián Albella. En 2017, el supervisor pidió a su homólogo chipriota, la Cyprus Securities and Exchange Commission (Cysec), que atara en corto a los brókeres que autorizaba y que después operaban a sus anchas en otros países europeos. Pero las actuaciones del vigilante de ese país no han sido suficientes.

El organismo que preside Rodrigo Buenaventura detectó deficiencias en una supervisión del agente vinculado de iTrade, y el bróker comunicó a finales de abril la suspensión de la actividad de su agente vinculado, Alef & Kiai. En un documento enviado a la CNMV, iTrade informó de que la medida tendría una duración inicial de un mes, “sin perjuicio de que pueda ser ampliada con el consentimiento de iTrade en la medida estrictamente necesaria”.

Abandonar el país

iTrade aseguró que su agente estaba “implementando las medidas correspondientes para cumplir con las leyes aplicables y sus obligaciones regulatorias bajo la supervisión de la CNMV”. El final ha sido más abrupto, ni siquiera será necesario alargar la suspensión para tomar esas medidas.

En menos de dos meses, la firma ha tomado la decisión de abandonar su actividad en el país, por lo que ha solicitado su baja en el registro de firmas que actúan en España con el pasaporte europeo, según las fuentes mencionadas. Estas aseguran que contaba con una fuerza comercial, a través de su agente vinculado, de unas 200 personas. El producto estrella de iTrade son los CFD, un derivado considerado de alto riesgo para los minoristas y cuya operativa se restringió hace casi tres años, pues una gran mayoría de los inversores –en torno al 80%– sufría pérdidas con este producto.

La CNMV ha avisado rei­teradamente de que puede tomar medidas contra los alrededor de 3.500 intermediarios que operan en España sin tener sucursal. Algunos de ellos comercializan derivados extremadamente peligrosos sin respetar las normas, ofrecen servicios de social trading sin autorización y realizan publicidad encubierta o ilícita.

Normas
Entra en El País para participar