El excelente año para los beneficios corporativos en EE UU no se repetirá

Las grandes están disfrutando de un auge de las ventas, manteniendo a raya los costes que controlan y ejerciendo su poder de fijación de precios

Tienda de Banana Republic en Manhattan, Nueva York (EE UU), en marzo.
Tienda de Banana Republic en Manhattan, Nueva York (EE UU), en marzo. reuters

Va a ser un año excelente para los márgenes de beneficio en EE UU. Las grandes empresas están disfrutando de un auge de las ventas, manteniendo a raya los costes que controlan y ejerciendo su poder de fijación de precios. Será difícil de superar.

Los analistas de Goldman Sachs prevén que el margen de beneficio neto del S&P 500, excluyendo financieras y utilities y usando los beneficios ajustados, será del 11,5% en 2021. Dicen que el repunte tras la recesión será el más rápido en cinco décadas. El optimismo es comprensible dada la impresionante temporada de resultados. A falta de un puñado de empresas por presentarlos, los beneficios del primer trimestre han subido un 53% respecto a 2020, y los analistas esperan que en el segundo supere el 60%.

Los beneficios suelen repuntar más rápido que los ingresos cuando las economías se recuperan porque algunos costes son fijos. Las empresas acentúan el fenómeno al mantener a raya los gastos incluso cuando las ventas se recuperan, un efecto que se ha acelerado esta vez. El Covid obligó a muchas a recortar los costes en general, y aunque los salariales, por ejemplo, se recuperen, otros gastos, como los viajes, no recuperarán los niveles prepandemia en un tiempo. Es cierto que los precios de los insumos están subiendo, incluidas algunas materias primas. Pero las compañías están recortando gastos en otros ámbitos y varias, como P&G y Kimberly-Clark, están respondiendo con subidas de precios.

El consenso de Wall Street, calculado igual que las estimaciones de Goldman, es que los márgenes de beneficio neto serán del 11,4% en 2021 y del 12,1% en 2022. Incluso las mayores empresas podrían no tener suficiente poder de fijación de precios para repercutir todos los costes adicionales a los que se enfrentan. Las políticas fiscales también pueden limitar el crecimiento. Incluso si Biden aplaza por ahora su plan para elevar Sociedades al 28% desde el 21%, querrá en su lugar un mínimo del 15%. Y las conversaciones para fijarlo a nivel mundial sugieren que el zeitgeist es que las empresas contribuyan más a las arcas públicas. 2021 no se repetirá.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías