La española Wallbox debutará en Wall Street por 1.200 millones tras fusionarse con una SPAC

La empresa de cargadores participada por Seaya Ventures e Iberdrola será la primera nacida en España que se estrenará en Bolsa a través de esta fórmula

Wallbox Wall Street

La compañía española de cargadores de coches eléctricos Wallbox será la primera que debutará en Bolsa por la vía rápida que supone su unión con una SPAC (empresa de adquisición de propósito especial), según consta en un documento de supervisor estadounidense de los mercados, la SEC. Se fusionará con Kensington Capital Acquisition en una operación que valora la compañía en unos 1.500 millones de dólares (más de 1.200 millones de euros), según un comunicado conjunto de Wallbox y Kensington.

Los mayores accionistas de Wallbox, con sede en Barcelona y una plantilla de 500 personas, son Iberdrola y Seaya Ventures, la gestora española de venture capital fundada por Beatriz González y uno de los primeros inversores en unicornios españoles como Cabify y Glovo. Este será, de hecho, su tercer unicornio.

La empresa señala que espera un crecimiento anualizado de sus ventas del 90% hasta 2027, según una presentación depositada en la SEC. Prevé que los 24 millones de dólares que facturó en 2020 se conviertan en 2.115 en el año mencionado.

La tasación de unos 1.500 millones de dólares (más de 1.200 millones de euros) de valor de empresa (capital más deuda) supone unas 1,3 veces la facturación prevista para 2025 de 1.173 millones de dólares. La firma señaña que ya cuenta con flujo de caja positivo, pero no será hasta 2024 cuando exhiba ebitda positivo, con 26 millones de dólares.  

Wallbox diseña, fabrica y distribuye soluciones de carga de vehículos eléctricos para uso residencial, semipúblico y público, y sus productos se venden en 67 países. El importe que mantendrán los actuales accionistas de Wallbox se situará en el 78,3%, una vez que la empresa comience a cotizar en la Bolsa de Nueva York.

Los consejos de Kensington y de Wallbox han aprobado la operación, que se espera que se complete en el tercer trimestre de este año y que supondrá la inyección de 330 millones de dólares (unos 270 millones de euros) de liquidez. A los promotores iniciales se incorporarán inversores de referencia (pipe investor, en el argot) que inyectarán 100 millones de dólares (alrededor de 82 millones de euros). Los principales inversores serán Janus Henderson, Luxor  y Cathay Innovation y Kensington Capital Partners.

La SPAC que absorberá la compañía española está impulsada por Kensington Capital Partners y el equipo directivo de Justin Mirro, Bob Remenar, Simon Boag y Dan Huber. La firma, denominada en la jerga de cheque en blanco, debutó en la Bolsa de Nueva York el pasado marzo, con un capital de 200 millones de dólares (unos 164 millones de euros), y su objetivo era realizar compras en el sector del automóvil.

Wallbox tiene nueve oficinas en tres continentes y ha vendido más de 100.000 unidades desde su fundación en 2015 y sus productos se fabrican en España y China, con planes de sumar una planta en Estados Unidos durante el próximo año. Iberdrola, el mayor inversor de Wallbox, ha anunciado la adquisición de los primeros 1.000 cargadores rápidos de la firma como parte de su plan de movilidad sostenible para desplegar más de 150.000 cargadores en hogares, empresas y redes de vías públicas.

Hughes Hubbard &Reed, Cuatrecasas, Gonçalves Pereira y Houthoff son los asesores legales y UBS, el financiero de Kensington. UBS y Barclays han sido los colocadores  de la oferta privada para dar entrada al pipe investors. Barclays y Drake Star Partners han sido asesores de M&A de Wallbox. Por su parte, Latham &Watkins LLP y Loyens & Loeff han sido asesores legales y KPMG y BDO han sido auditores de Wallbox.

Con la diana muy clara

  • Las SPAC suelen contar con un periodo de dos para encontrar una empresa con la que fusionarse, y así estaba escrito en el folleto de la que se unirá con Wallbox. En el momento de levantar el vehículo, la promovida por Kensington anticipó que su diana serían compañías norteamericanas dedicadas al sector de la automoción, según aseguro el pasado 25 de febrero en un comunicado y en el folleto registrado en el supervisor estadounidense, previo a su estreno en la Bolsa el 2 de marzo. Sin embargo, el día 29 de ese mes, El Confidencial publicó que Wallbox se disponía a dar el salto a Wall Street de la mano de una SPAC.
  • Wallbox cerró una nueva ronda de financiación de 33 millones de euros con el fin de expandirse a nuevos mercados y "satisfacer la demanda mundial" de cargadores para coches eléctricos. Cathay Innovation y WIND Ventures lideraron entonces la aportación de capital.
  • La empresa puso en marcha en marzo del año pasado una planta en la Zona Franca de Barcelona para producir 500.000 cargadores de coche eléctrico al año y afrontar así sus planes de expansión internacional hacia Estados Unidos (EE UU), China y Japón.
Normas
Entra en El País para participar