Energía

La CNMV revisa la política contable de todas las empresas de renovables

El supervisor busca un criterio único sobre el valor de las plantas de antes de 2013

Rodrigo Buenaventura, presidente de la CNMV.
Rodrigo Buenaventura, presidente de la CNMV.

La CNMV pone la lupa en el boom de las energías renovables. El supervisor ha iniciado una revisión de las cuentas de los últimos ejercicios de todas las compañías con intereses en energías verdes que cotizan en la Bolsa española para ver las diferentes políticas contables que aplican, según el folleto de registro de Acciona Energía. El objetivo es unificar el criterio con el que computan los beneficios obtenidos por las plantas construidas antes de 2013.

La historia de la inversión en energías renovables en España tiene un punto y aparte en 2013. En ese año, el Gobierno de Rajoy recortó la retribución garantizada por ejecutivos anteriores a las plantas construidas en España. Una decisión que supuso un ahorro de 1.700 millones a las arcas públicas y una avalancha de denuncias al Estado español ante las distintas cortes de arbitraje internacionales.

ACCIONA 128,40 -6,89%

El Gobierno actual decidió en 2019 blindar la prima a estas plantas construidas antes de 2013 en el 7,398% hasta 2030, siempre que sus propietarios renunciasen a pleitear contra el Estado, como es el caso de la mayoría de las grandes eléctricas españolas. En caso contrario, limita la prima al 7,09%.

El problema está en que el mercado de la energía renovable ha cambiado sustancialmente desde 2013. Entonces, los productores de este tipo de energía dependían de la retribución del Gobierno para cubrir los costes de poner en marcha sus plantas. Ahora, sin embargo, ya son capaces de arañar rentabilidad con la mera venta de la energía al mercado y sin necesidad de ayudas públicas.

Papel de Acciona

Esto ha provocado un conflicto en el modo de computar ese desfase entre la remuneración que le paga el Gobierno y la rentabilidad que obtienen al vender la energía en el mercado. Según reconoce Acciona Energía en su folleto de registro, en caso de que esta diferencia sea positiva para la compañía se la apunta como un incremento en el activo lineal hasta 2030. Pero, en el caso de que esta divergencia sea negativa para la empresa, mantiene el balance intacto y no refleja ni un incremento en el pasivo ni un menor activo.

Acciona reconoce que este cómputo no es el compartido por el resto de productores de energía renovable. Y que, en el caso de que la CNMV se decida por unificar los criterios sin seguir los suyos, esto “tendrá un impacto en nuestras cuentas futuras y en su comparación con las cuentas de ejercicios anteriores”. “También puede afectar adversamente a nuestra capacidad para pagar dividendos y cumplir con los covenants financieros de nuestro endeudamiento, lo que puede menoscabar nuestro negocio, condición financiera, resultados de operaciones y proyecciones”, reza el folleto.

“La CNMV ha observado, con motivo de la revisión en los últimos meses de las cuentas anuales de algunas entidades, que no existe un único tratamiento contable para reflejar el régimen de retribución mínima de instalaciones de producción de energía eléctrica mediante tecnologías renovables que prevé la normativa española”, explica un portavoz del supervisor. En particular, la diversidad gira en torno al importe de las compensaciones por el llamado “valor de ajuste por desviaciones en el precio del mercado”.

”Los ajustes (...) surgen por la diferencia entre el precio de mercado de la energía eléctrica que se estima a priori por el sistema y el comportamiento real de dicho mercado. Dada la diversidad encontrada entre las diferentes entidades y en el contexto de las funciones de supervisión de la CNMV, se ha considerado oportuno mantener una primera reunión con las entidades cotizadas”, añaden desde el vigilante del mercado.

“Oídos los planteamientos y justificación del tratamiento contable aplicado, la CNMV determinará qué criterios serían más adecuados en los próximos meses”, sentencian desde el supervisor. Indican también que es un práctica habitual cuando ven diferencias así entre emisores o por conceptos.

Efecto sobre las cuentas de Acciona Energía

  • Cuenta de resultados. Acciona Energía ha calculado el efecto de una decisión adversa de la CNMV sobre sus cuentas de 2020 y 2019. En cuanto a las del ejercicio del año pasado, Acciona admite una caída del 3,2% y 75,7 millones en sus ganancias acumuladas, y del 0,6% y 54,6 millones en su activo. Mientras, prevé que su pasivo se incremente en 11,3 millones (un 0,2%), en 12,6 millones (un 1,5%) en su ebitda y cerca de 10 millones y un 4,4% en su resultado. En cuanto al efecto sobre el ejercicio de 2019, la compañía prevé que el beneficio caiga un 14,6%, 31 millones, y un 4,4% el ebitda (40,3 millones), así como un 2% en sus ganancias acumuladas en los últimos ejercicios. Por el contrario, espera que su activo de ese ejercicio suba un 0,3%, en 28 millones, y que su pasivo se incremente en más de 100 millones de euros, un 1,6%.
Normas
Entra en El País para participar