OCDE

Mathias Cormann defiende el libre mercado y crear empleo como motores económicos

El australiano sucede a Ángel Gurría en la secretaría general

Mathias Cormann defiende el libre mercado y crear empleo como motores económicos
AP

El australiano Mathias Cormann es desde ayer el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en sustitución del mexicano Ángel Gurría. El nuevo mandatario, de 51 años, elegido para los próximos cinco por los 37 miembros que forman este foro de los países desarrollados y apoyado sin fisuras por Estados Unidos, dio ayer en su primer discurso las claves que guiarán su jefatura: mercado, competencia global, creación de empleo, innovación y mejora de los niveles de vida.

Cormann defendió la vigencia de los principios económicos basados en el mercado y de la competencia aseguró que “es, y debería ser, inevitable. Protegernos de la competencia y la innovación no evita que esto suceda en otros lugares, solo que, con el tiempo, aquéllos que se encuentren detrás de esos muros protectores queden cada vez más atrás”. Como punto esencial de su actividad al frente de la OCDE, el australiano declaró que “el núcleo de nuestra misión económica y la de todos los gobiernos es la preservación, restauración y creación de todos los puestos de trabajo posibles”.

Mathias Cormann es un político que ha ocupado varios cargos en su país de adopción, Australia, durante más de 20 años. Entre 2013 y 2020 fue ministro de Finanzas y desde 2017, líder del Gobierno australiano en el Senado. Nacido en Bélgica. emigró a Australia en 1996 y es el primer representante de la zona Asia Pacífico elegido para ocupar la secretaría general de la OCDE.
Tiene una ideología liberal muy marcada y siempre ha defendido una fiscalidad baja, la reducción del papel del Estado y la liberación del comercio internacional. Una de sus polémicas más sonadas como responsable económico en su país fue la concesión de subsidios a los combustibles fósiles y la supresión del impuesto que gravaba los gases contaminantes, razón por la cual en los círculos y organizaciones medioambientales se le cataloga de “bestia negra”. Paradójicamente, una de sus primeras tareas será facilitar un acuerdo para fijar un tipo mínimo de Sociedades global que ahora defiende hasta EE UU (ver despiece).

En su intervención inaugural, Cormann también resaltó la necesidad de abordar los retos y problemas del cambio climático. Hay quien opina que el apoyo que le prestado la Administración Biden para llegar al cargo tiene mucho que ver en la posición que mostró ayer.
En la lucha contra el cambio climático y por la implantación del Acuerdo de París continuará con uno de los ejes del trabajo de Ángel Gurría en la organización. El veterano ex secretario general, de 71 años, que “se va satisfecho por haber puesto a las personas en el centro de las políticas públicas”, informa Efe, es un convencido de que el crecimiento económico tiene que ser inclusivo y sostenible.

Durante sus mandatos, la OCDE ha acogido a siete nuevos países, ha estrechado relaciones con economías emergentes y ha transformado un tanto la imagen de “club solo para ricos”. Gurría ha sido su secretario general más longevo, ya que la encabezaba desde 2006.

Normas
Entra en El País para participar