Country Manager de Spin (Ford)

Filippo Brunelleschi: “Tenemos identificadas 80 ciudades para operar en micromovilidad”

Asegura que Spin encaja en la estrategia de la automovilística Ford hacia un modelo en el que ganará peso la venta de servicios 

Filippo Brunelleschi, contry manager de Spin para España.
Filippo Brunelleschi, contry manager de Spin para España.

Filippo Brunelleschi es el directivo elegido por Spin para comandar su extensión en España. La compañía de micromovilidad, que pertenece al grupo Ford, empezó sus operaciones el pasado mes de marzo en Madrid y posteriormente en Tarragona. Antes, Brunelleschi fue director de expansión en Acciona y director de operaciones globales en Cabify.

Spin es una empresa de micromovilidad que comenzó a operar en marzo en España. ¿Qué objetivos tiene?

Somos una empresa del grupo Ford y tenemos una visión a muy largo plazo. Queremos crear soluciones de micromovilidad y ser el actor dominante en el sector. No solo proponer las soluciones, sino abrir puertas y que las ciudades vengan a proponernos soporte para implementar nuestros servicios.

De momento, Spin opera en Madrid y Tarragona. ¿Tienen planes para empezar en otras ciudades?

En España tenemos identificadas más de 80 ciudades con una población de más de 100.000 personas, que es una concentración alta y, por cómo están diseñadas, crearán necesidades de micromovilidad.

¿Pero hay alguna ciudad en concreto que se marquen como objetivo?

Desde hace más de un año estamos trabajando con esas 80 ciudades. Madrid y Tarragona son dos ejemplos donde realmente ha habido regulaciones y hemos podido empezar a trabajar. Pero tenemos la suficiente capacidad operativa para que, si mañana ganamos la licitación en 20 ciudades, podemos desplegar los patinetes.

¿Cuál es la plantilla inicial con la que han empezado a operar en España?

Tenemos una flota de 500 patinetes en Madrid y otros 500 en Tarragona, con un equipo de 10 personas en cada ciudad. Luego también tenemos 10 personas más en los servicios centrales de Spin, así que la plantilla total es de 30 empleados. Son todos trabajadores contratados directamente, no dependemos de logística externa. Todo el trabajo que necesitamos para cubrir todas las operaciones son contrataciones directas.

"Todavía hay muchas y potentes empresas de micromovilidad que llegan y desaparecen con facilidad"

¿Qué valoración hacen de estos primeros meses operando?

Necesitamos un marco regulatorio que ayude a la micromovilidad. La actividad en Madrid y Tarragona ha funcionado de manera diferente porque la regulación es distinta. En Tarragona hay un contexto que nos permite operar a la par con otros dos competidores. Cuando hay una regulación que ayuda a la movilidad y está bien estructurada, vemos que podemos aportar y tenemos un buen resultado a nivel de negocio. En un contexto regulatorio como el de Madrid es bastante más complicado. Hay que reconocerle el mérito porque ha sido una de las primeras ciudades en Europa en aprobar una regulación, pero hoy en día es una normativa que sufre respecto a otras.

¿Qué echan en falta en la normativa de Madrid?

Consideramos que Madrid se merece algo mejor con la próxima regulación. Hemos propuesto elevar la exigencia de la normativa para ganar la licitación. Por ejemplo, que sea obligatorio utilizar furgonetas eléctricas para recogida de patinetes, mantenimiento o reubicación. Es una barrera de entrada porque indudablemente requiere de inversiones y costes elevados. Pero si hablamos de micromovilidad porque queremos ser sostenibles, tenemos que hablar de forma seria, y el 100% de las operaciones deben ser neutras.

Mencionaba que la regulación influye en el resultado económico. ¿El modelo de negocio es rentable?

En el momento en el que hay una regulación definida, vemos que podemos alcanzar la rentabilidad. Nos gustaría que en España se llegara a sistemas como los de Sevilla, París, Londres o Zaragoza donde se elige a los partners para largo plazo y teniendo en cuenta todos los parámetros que ofrece la empresa. De las ciudades españolas en las que operamos, claramente en Tarragona los retornos económicos son más altos que en Madrid, porque hay una regulación competitiva. De hecho, en Tarragona prevemos entrar en rentabilidad este año.

En el último año muchas empresas de micromovilidad han desa­parecido y ahora, tras la pandemia, parece que el sector se está recuperando. ¿Cómo está el mercado en estos momentos?

Lamentablemente, la norma dentro del sector de la micromovilidad es que la mayoría de las empresas dependen de fondos de inversión que hoy tienen capital, mañana no, desparecen, luego lo buscan y vuelven a operar. Ninguna ciudad española se merece que un actor que recibe una licencia y empieza a operar al poco tiempo desparezca. Esto es un servicio de movilidad y queremos hacer entender que no es una especulación. Hay que trabajar como un actor más de la movilidad urbana, trabajar en conjunto con la EMT en Madrid, con las Administraciones y los competidores para crear un proyecto a largo plazo.

"En el momento en el que hay una regulación definida vemos que podemos alcanzar la rentabilidad"

¿Y cómo cree que evolucionará el sector tras la crisis del Covid-19?

El mercado europeo es muy competitivo, hay varios actores fuertes y en la etapa pospandemia se ha reactivado el interés. Pero todavía hay un mercado fragmentado con necesidad de consolidación, ya que hay muchas y potentes empresas que llegan y desaparecen con mucha facilidad. A largo plazo veremos menos actores con una base tecnológica y de visión de negocio a largo plazo, como tenemos en Spin.

Spin tiene el respaldo de Ford. ¿Qué les aporta como fabricante de vehículos?

No somos una empresa de Ford, sino que somos Ford directamente. Tenemos vehículos diseñados por el equipo de Ford en EE UU y también tendremos los vehículos autónomos de la firma. Hay una visión común a muy largo plazo que nos llevará a fusionar los dos modelos de negocio. Tenemos una visión común con Ford para cambiar la movilidad del futuro.

¿Tienen previsto incorporar nuevos vehículos?

Hoy en día tenemos los patinetes, pero de cara al futuro incorporaremos otros hasta llegar a los vehículos 100% autónomos de la marca Ford. Todos los fabricantes de coches se mueven hacia un modelo en el que, además de vender coches, quieren proporcionar servi­cios de movilidad, y en ese contexto Spin es un proyecto mucho más grande para Ford. Muy probablemente tengamos más vehículos este año, entre ellos, la bicicleta.

Normas
Entra en El País para participar