Activismo accionarial

Los inversores exigen rendir cuentas del impacto del cambio climático

El 61% de los encuestados por Morrow Sodali pide más transparencia

Zona industrial de Duisburg, en Alemania.
Zona industrial de Duisburg, en Alemania.

La concienciación sobre la sostenibilidad y la atención al medio ambiente es cada vez mayor en la sociedad y se traslada ya al mundo empresarial. Tal es así que los inversores han elevado sus exigencias respecto a la información que las compañías deben proporcionar sobre el impacto que el cambio climático puede tener en sus negocios, según se desprende de la Encuesta de Inversores Institucionales 2021 de Morrow Sodali, publicada este mes.

La encuesta del proxy solicitor, realizada a más de 40 inversores institucionales con 29 billones de dólares en activos gestionados, revela que el 61% de ellos espera una mejora en la información proporcionada por las empresas que muestre "de forma transparente los vínculos entre el cambio climático y los resultados financieros en vez de informes más genéricos".

Asimismo, también solicitan que se detallen los horizontes temporales del impacto en la estrategia de la compañía y se expliquen con detalle los objetivos y metas alcanzadas. En este sentido, el informe de Morrow Sodali apunta que los inversores quieren conocer los objetivos de reducción de emisiones a corto y medio plazo para poder evaluar las hojas de ruta de la transición energética y conocer las acciones que las firmas están poniendo en práctica para reducir su impacto en el clima.

Estas peticiones se traducen en un mayor seguimiento del Grupo de Trabajo de Divulgaciones Financieras sobre el clima (TCFD, por sus siglas en inglés), que realiza recomendaciones al mercado sobre cómo abordar el impacto financiero del cambio climático. Su popularidad ha crecido y ya es la referencia del 75% de los encuestados por Morrow Sodali, que esperan que las compañías adopten sus directrices y, en caso de no hacerlo, justifiquen su decisión.

Impacto en la retribución

Los inversores también reclaman a las empresas que se tengan en cuenta los criterios ESG (medioambientales, sociales y de gobernanza) para establecer las retribuciones de sus directivos. Así, un 95% de los encuestados se mostró a favor de que este tipo de cuestiones se incorporen en sus planes de incentivos a corto y largo plazo.

No obstante, dichas consideraciones ya eran requeridas por los inversores hace cuatro años: en el informe del proxy solicitor de 2018, menos de un tercio de los encuestados calificaron de "no importante" la inclusión de métricas de rendimiento de sostenibilidad en los planes de incentivos a corto plazo, mientras que en el largo plazo ya había una mayoría superior al 90% que lo estimaba relevante.

Las peticiones van más allá y en torno a siete de cada diez inversores preguntados creen que entre un 5% y un 25% de los incentivos de los ejecutivos deberían estar ligados a las medidas de sostenibilidad implementadas por las firmas.

Contención pospandemia

En cualquier caso, los aspectos ambientales no son los más decisivos para los inversores al aprobar o votar en contra de las políticas de retribución de las empresas: los planes de incentivos sin obstáculos al rendimiento y las primas pagadas por compañías gravemente afectadas por el Covid-19 se colocan a la cabeza.

Y es que la pandemia sigue siendo un motivo de preocupación para los inversores, que consideran que las medidas aplicadas en 2020 de suspensión de dividendos o recorte de bonus no deberían desaparecer al completo este año. En este sentido, una mayoría del 74% considera que es inapropiado retribuir a los accionistas si la compañía afronta problemas de liquidez, mientras que entre un 40% y un 30% también lo estima inadecuado en caso de que se hayan llevado a cabo fuertes despidos en la plantilla o se hayan recibido ayudas públicas de los Gobiernos.

En este sentido, el proxy solicitor cita unas declaraciones de Paul Washington, del Conference Board de Estados Unidos, en las que subraya que "el 2021 puede no ser el momento para cambios importantes inmediatos en la compensación ejecutiva, sino para un análisis y un diálogo más profundos que podrían conducir a cambios fundamentales".

Normas
Entra en El País para participar