El interés del menor impide la reducción de una pensión de alimentos

El tribunal considera que dicha rebaja está injustificada

El interés del menor impide la reducción de una pensión de alimentos

Conforme al principio del interés superior del menor se justifica el fallo de una reciente sentencia de la Audiencia Provincial (AP) de Granada (cuyo texto puedes ver aquí), que revoca una reducción de pensión de alimentos sustentada en una disminución de ingresos del progenitor obligado

Según se desprende del relato de los hechos de la sentencia, el padre -guardia civil- solicitó un cambio de destino laboral, desde Madrid hasta Almería, con el fin de estar más cerca del lugar de residencia de su hijo, de quien no tenía la guarda y custodia, pero si el derecho de visitas.

Con motivo de dicho traslado, según se describe en la resolución, el progenitor pidió una modificación de medidas para ampliar el régimen de visitas y, también, reducir la pensión de alimentos a favor del niño, respaldada, esta última, en la disminución de ingresos y aumento de gastos que el traslado le había originado. La citada demanda fue estimada por el juzgado de primera instancia que bajó 100 euros la pensión, de 350 euros a 250 euros.

Modificación sustancial

No obstante, dicha reducción fue revocada por la Audiencia Provincial de Granada, tras el recurso interpuesto por la madre, por considerar que las circunstancias del progenitor tenidas en cuenta al aprobar las medidas definitivas en el anterior procedimiento matrimonial no habían variado sustancialmente. De hecho, el cambio de destino, según se desprende de los hechos probados no llevó aparejada una reducción de sueldo en sí, ya que la disminución de ingresos de poco más de 100 euros mensuales alegada estuvo originada por embargos correspondientes a cantidades de la pensión alimenticia debidas al menor.

En este sentido, el tribunal recalca que el traslado y las nuevas circunstancias económicas del padre no suponen un cambio relevante que impida afrontar la cantidad inicialmente establecida como pensión de alimentos de su hijo y, en cualquier caso, matiza la resolución, el citado cambio de destino fue un acto voluntario del progenitor.

Capacidad económica

Así mismo, con independencia de las nuevas circunstancias del padre, ya sean permanentes o no, los magistrados añaden que el deber de los progenitores de alimentar y amparar a los hijos, sobre todo si son menores, va más allá de una obligación recogida en el artículo 154 del Código Civil, sino que se sustenta en el principio constitucional de solidaridad familiar que exige “la búsqueda y aplicación de recursos para la satisfacción de las necesidades de los hijos, anteponiendo los intereses de estos a los del progenitor obligado”.

Por tanto, la sentencia puntualiza que dicha premisa constitucional amplía la valoración de la capacidad económica del progenitor, teniéndose en cuenta, por tanto, no solo los ingresos generados, sino “la auténtica capacidad, aptitud o disponibilidad de medios adecuados para producirlos”.

En definitiva, la Audiencia Provincial de Granada estima parcialmente el recurso interpuesto, confirmando la ampliación del régimen de visitas solicitado, y revoca la reducción de la pensión de alimentos en perjuicio del menor, por no existir un cambio de circunstancias relevante que afecte a la capacidad del progenitor para afrontar la cantidad establecida de inicio como pensión alimenticia.

Normas
Entra en El País para participar