Sánchez apunta a la desigualdad laboral, territorial y de rentas como los grandes retos hasta 2050

El presidente del Gobierno hace público el informe encargado a una serie de expertos sobre los retos que afronta el país y las transformaciones que debe poner en marcha

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha presentado este jueves la estrategia “España 2050”, que persigue fijar los grandes retos y transformaciones que deberá afrontar el país durante las próximas tres décadas una vez dejada atrás la crisis del Covid.

El plan, presentado desde el Museo Reina Sofía de Madrid, se ha basado en el documento “Fundamentos y Propuestas para una Estrategia de Largo Plazo”, con la colaboración de un importante número de expertos independientes.

Al acto han acudido también el vicepresidente de Relaciones Interinstitucionales y Prospectiva de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, así como las cuatro vicepresidentas del Gobierno: Carmen Calvo, Nadia Calviño, Yolanda Díaz y Teresa Ribera.

“Necesitamos una visión de la España que queremos en las próximas décadas, más allá de las urgencias y necesidades inmediatas, una visión ambiciosa pero realista”, ha defendido Sánchez durante la presentación, reclamando que el proyecto sea “una visión de Estado” del conjunto de la sociedad y los partidos políticos para “abarcar varias legislaturas”.

Fue con ese objetivo, ha recordado el presidente, con el que a comienzos de 2020 se fundó la Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia, que hoy da lugar a un documento de propuestas, de 676 páginas, que incluye las aportaciones de un centenar de investigadores y expertos de reconocido prestigio.

El objetivo pasa por duplicar la inversión en investigación; reforzar los niveles educativos, de empleo, igualdad y cohesión territorial, ha ilustrado el presidente, detallando que el texto incluye 50 objetivos en torno a nueve grandes desafíos.

Estos grandes retos son: ser más productivos; estar a la vanguardia educativa; mejorar la cualificación de la población; crear una sociedad neutra en el carbono; preparar la economía para una sociedad más longeva; promover un estado territorial más equilibrado; resolver los desequilibrios laborales; reducir la desigualdad; y ampliar las bases del bienestar futuro.

Sánchez ha subrayado el desafío educativo como el principal que enfrenta España. Un campo en el que España debe lograr una mejora de 20 puntos en las pruebas de nivel educativo de los españoles e incrementar en 23 puntos porcentuales la población con formación superior a la Enseñanza Secundaria Obligatoria.

El presidente ha subrayado en que las próximas décadas España perderá un millón de alumnos entre 3 y 24 años, lo que “en vez de un drama puede ser una oportunidad” si se aprovecha para duplicar el gasto por alumno hasta equipararlo al nivel de Dinamarca, por ejemplo, sin necesidad de elevar la factura del estado.

“No es un documento cerrado, es un documento vivo. Una primera propuesta que está viva y que tiene un gran objetivo único, iniciar una conversación para que sea reforzada y ampliada por el conjunto de la sociedad y sus representantes”, ha dicho Sánchez sobre el texto, anunciando que “España iniciará un gran diálogo nacional sobre su futuro”.

Será un procedimiento abierto a todas las instituciones públicas y privadas que quieran participar en las 19 comunidades y ciudades autónomas, así como los agentes sociales, instituciones y responsables políticos.

La estrategia debería ayudar a definir las medidas a tomar por España entre 2023 y 2026, en el que recibirá la segunda mitad de los fondos europeos del programa Generation Next EU, ha explicado Sánchez. “Decidamos qué España queremos ser dentro de 30 años”, ha concluido.

Normas
Entra en El País para participar