Coronavirus

El gigante GSK despierta del letargo y avanza en tres vacunas del Covid-19

Anuncia resultados positivos en su producto junto a Medicago

Prospera también en las alianzas con Sanofi y CureVac

Fábrica de GSK.
Fábrica de GSK.

Cabía esperar que fuera una de las farmacéuticas que diesen una respuesta con una vacuna a la pandemia de Covid-19, pero no ha sido así. GSK ha llegado tarde en esta crisis a pesar de ser el mayor fabricante de vacunas en volumen de negocio en el mundo. Ahora parece que comienza a salir del letargo y avanza con tres productos diferentes en asociación con otras tres empresas (aunque como actor secundario): Medicago, Sanofi y CureVac.

Ayer mismo el laboratorio británico anunció resultados positivos de inmunogenicidad y seguridad en los estudios en fase II de la vacuna en la que colabora con la canadiense Medicago. Esta empresa de Quebec, que tiene a la tabaquera Philip Morris y a la japonesa Mitsubishi Tanabe Pharma como accionistas, desarrolla la proteína del antígeno gracias a las plantas de tabaco. Los resultados indican que la inmunogenicidad es alta, 10 veces mayor que la de pacientes que se recuperan del Covid-19. Ambas empresas ya trabajan en la fase III (pruebas con miles de voluntarios) antes de solicitar la autorización de comercialización. En este caso, GSK aporta el adyuvante (ingrediente que refuerza la respuesta de la vacuna). De este producto, Medicago espera producir este año 80 millones de dosis, según recoge Duke Global Health Innovation Center.

Esta semana, GSK también anunciaba que la vacuna en la que colabora con Sanofi termina la fase II con una respuesta inmune positiva e iniciarán la última etapa de los ensayos clínicos. Ambas empresas esperan concluir esos estudios antes de final de año.

En este caso, el producto llegaría seis meses después de lo esperado, ya que se trata de una de las vacunas en las que la Comisión Europea ha confiado para inmunizar a sus ciudadanos, por lo que firmó un contrato por 300 millones de dosis. Pero la candidata inicial de Sanofi y GSK fracasó en diciembre.

La semana pasada GSK también informó de resultados positivos en los estudios preclínicos (en laboratorio) en su primera vacuna de ARN mensajero (ARNm), auspiciada por la biotecnológica CureVac. Esta empresa germana ya dispone de una solución de ARNm que prevé poner en el mercado en breve, pero GSK pagó 150 millones de euros para hacerse con los derechos de comercialización de vacunas de segunda generación. Además, forzó una alianza por la que fabricará 100 millones de dosis para CureVac en una planta de Bélgica.

Otros acuerdos

También dispone de otra colaboración con la china Innovax, en fase preclínica, y renunció a avanzar en otra junto a la estadounidense Clover. Además, colabora con la iniciativa CEPI y la Fundación Bill & Melinda Gates para desarrollar y distribuir vacunas de la coreana SK Bioscience (todavía en investigación) a través de la iniciativa Covax para países con bajas rentas.

Emma Walmsley, CEO de GSK.
Emma Walmsley, CEO de GSK.

En el campo de los tratamientos frente al Covid-19, GSK mantiene una alianza con Vir Biotechnology para desarrollar anticuerpos como antivirales.

GSK, es junto a MSD, Pfizer y Sanofi, uno de los gigantes del mundo de las vacunas. La compañía está liderada desde 2017 por Emma Walmsley como consejera delegada. El año pasado facturó 6.982 millones de libras (8.100 millones de euros al cambio actual) en esta área. Sin embargo mientras compañías involucradas en la comercialización de productos frente al Covid-19 como Pfizer y BioNTech hacen previsiones de un incremento de miles de millones en sus negocios de vacunas, el laboratorio británico apunta para este año que las ventas en este negocio permanecerán planes o mejorarán solo a ritmo de un dígito simple.

Curiosamente ha sido otra compañía británica, AstraZeneca, la que ha ofrecido al mundo una de las primeras respuestas en forma de vacuna en alianza junto a la Universidad de Oxford, a pesar de que este laboratorio no estaba hasta ahora en el negocio de las vacunas.

Por contra, GSK apoya su crecimiento en vacunas en otros productos, como Shingrix, vacuna destinada al herpes zóster. Hasta 2026 prevé lanzar más de 20 nuevos fármacos que ahora están en investigación. Entre ellos, una vacuna frente al virus sincicial respiratorio o 15 productos en oncología que actualmente la empresa tiene en su cartera de I+D.

Normas
Entra en El País para participar