Finanzas

Cos justifica su política de no haber limitado el sueldo de los banqueros

Explica que en caso de que se hubieran limitado el reparto de dividendos y la parte variable de los sueldos habría señalado individualmente a las entidades, "que es lo que un supervisor no debe hacer”

Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España
Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, defendió este miércoles en el Congreso la política que ha seguido el supervisor bancario en cuanto al reparto de dividendo y los sueldos variables en las entidades durante la crisis del Covid-19.

En ese sentido, Cos explicó que el Banco de España pudo limitar la remuneración variable en caso de que pudiera anticipar un problema de capital. Sin embargo, justificó haber hecho una “recomendación genérica” a todas las entidades de “prudencia extrema” al repartir sus dividendos y en sus pagos variables porque para llegar a limitarlo deben “ir caso por caso justificándolo sobre la base de ese argumento de solvencia”.

“En un momento de crisis eso hubiera sido muy negativo, porque sería haber identificado a entidades individuales, que es lo que un supervisor no debe hacer”, esgrimió. Además, consideró que esto "ha sido efectivo" y que, para comprobarlo, "sólo hay que ver los dividendos y pagos variables".

Por otro lado, Cos defendió los ajustes estructurales llevados a cabo por la banca para mejorar la rentabilidad del sector y para que sea más solvente. Como ejemplo, indicó que en el caso español, a pesar de la reducción de sucursales en los últimos años, el número por 100.000 habitantes duplica la media europea.

De esta forma, explicó que en un entorno muy competitivo para la banca ante el avance de la digitalización provoca que la presencia física de las sucursales no sea una "buena medida" en cuanto a competencia. "Podemos encontrar bancos muy pequeños que pueden competir en precios o servicios con otras más grandes", señaló.

Regular a las 'big tech'

Por otro lado, el gobernador dle Banco de España  destacó como uno de los riesgos futuros a los que se enfrenta la banca la posibilidad de que la competencia de las compañías tecnológicas (conocidas como 'bigtech') "pueda convertirse en una vía disruptiva".

En este sentido, ha considerado necesario que las autoridades adopten una "postura proactiva para cuestionarse el perímetro regulatorio" con el objetivo de garantizar la competencia entre actores. También ha avisado de que la competencia tecnológica podría ejercer una presión adicional sobre la rentabilidad del sector bancario, "por lo que resulta fundamental que las entidades sigan profundizando en las ganancias de eficiencia, reduciendo costes y utilizando más intensivamente las nuevas tecnologías".

También consideró que "es probable" que las entidades financieras tengan que seguir realizando provisiones "durante los próximos años" debido a un aumento de créditos en situación de vigilancia especial y a las señales de deterioro en las carteras de préstamos avalados y en moratoria. En este sentido, ha explicado que la ratio de dudosos en los sectores de hostelería, restauración y ocio se ha incrementado en 1,1 puntos porcentuales en el primer trimestre de 2021, mientras que el volumen de créditos en situación de vigilancia especial ha seguido aumentando a un ritmo del 8,1% intertrimestral.

De esta forma, adelantó que "es probable que haya que mantener el esfuerzo de provisionamiento durante los próximos años". Esto implicaría que las entidades financieras sacrifiquen parte de sus ganancias con el objetivo de blindar su balance ante el aumento del riesgo derivado de la crisis económica a consecuencia de la pandemia de la Covid-19.

Sin embargo, reconoce que las perspectivas de recuperación económica se han traducido en una mejora de las expectativas del sector. De hecho, en el primer trimestre de 2021, la rentabilidad sobre fondos propios (excluidos impactos extraordinarios) de las entidades bancarias españolas se situó en el 8%, si bien todavía está por debajo de las estimaciones sobre el coste del capital (de 8,9%).

Normas
Entra en El País para participar