Goparity: inversión asequible con alta rentabilidad y bajas emisiones

Genera hasta un 8% de beneficio y reduce más de 20.900 toneladas de CO2 al año

Goparity
Nuno Brito, fundador y CEO de Goparity (de pie, tercero por la izquierda), con parte de su equipo.

Bastan 5 euros en el bolsillo y un puñado de buenas intenciones para formar parte de la comunidad de inversores de Goparity, una startup portuguesa recién llegada a España que aspira a multiplicar sus hitos de rentabilidad y sostenibilidad en un territorio que, por su dimensión y ecosistema emprendedor, permite a sus promotores pensar a lo grande.

Ahora presumen de haber evitado la emisión de 20.900 toneladas de CO2 y de proteger más de 649 hectáreas destinadas a la agricultura ecológica. En el futuro esperan que, con su salto al resto de la Península, los beneficios se noten también en la cuenta de resultados.

“Nuestra idea es que este país, en dos años, represente el doble del volumen de negocio de Portugal”, dice Nuno Brito, CEO y fundador de Goparity. Ingeniero de medioambiente, en 2017 creó la primera plataforma en sostenibilidad. Desde entonces, 11.000 personas de 59 países han invertido 5,3 millones de euros en más de 80 proyectos sostenibles con un beneficio cercano a los 1,2 millones de euros.

Los requisitos son sencillos. Para los promotores, basta con que las iniciativas encajen con alguno de los ODS de Naciones Unidas. La economía azul, la producción y el consumo responsable, la reducción de las desigualdades o la energía renovable. La solar es, de hecho, la que más interés despierta entre inversores y emprendedores. También en Goparity, cuyo nombre viene de la palabra paridad como igualdad de oportunidades y de grid parity, “un término para definir el momento en que puedes producir más barato de lo que compras a la red eléctrica”.

“Nuestra especialización es el autoconsumo. Sobre todo de empresas”, declara Brito. “La gente conoce la energía solar, sabe que es fiable y entiende el modelo de negocio”, mientras que las personas que están detrás de los proyectos “nos consideran una buena alternativa. Por supuesto que hacemos un análisis de riesgo, pero no ponemos condiciones como las garantías personales para obtener financiación”.

Energía solar Uganda
Proyecto de energía solar en una cooperativa de lácteos en Uganda.

Por ahora han financiado iniciativas en siete países; entre ellos, España. Nozama, una startup con base en Barcelona, consiguió 50.000 euros para desarrollar un proyecto con el que medir la sostenibilidad de las empresas haciendo un seguimiento del CO2 y los envases de uso único que generan, y tras sus buenos resultados, acaba de iniciar una nueva campaña para mejorar su plataforma y aplicaciones.

Para los inversores, las facilidades comienzan desde el mínimo de 5 euros para empezar a ganar dinero al 8% de rentabilidad que puede llegar a obtener con proyectos de mayor riesgo desarrollados, por ejemplo, en Uganda, señala el CEO de Goparity, y “lo mismo pasa en Brasil o en Colombia, en países donde las condiciones de financiación para pymes no son tan buenas”.

Perfil inversor

El 60% de quienes esperan obtener beneficios provocando un impacto positivo con su dinero tienen entre 25 y 45 años. A partir de esta edad, la proporción baja hasta el 10% de los mayores de 55 años, pero también son quienes más capital depositan en la plataforma. Y no solo se trata de personas. Alrededor de 130 empresas, pymes y alguna de mayor volumen apoyan los proyectos como forma de responsabilidad social. De hecho, indica Brito, están trabajando en la atracción de un mayor número de entidades para que participen como inversoras.

La cifra

Café Ecuador
Cacao de una cooperativa de productores en Ecuador.

5 millones de euros es su objetivo para 2021, pero ya cuentan con recaudar más de 6 millones. Su plan para dos años es que España represente el doble del volumen de negocio de Portugal.

El contexto, además, parece propicio. “Existe un pre y un pospandemia. Antes podíamos alcanzar los 150.000 euros al mes de inversión. Tras las caídas de marzo y abril del pasado año comenzamos a remontar en mayo, recuperamos el ritmo en junio y, desde septiembre, cada mes es mejor que el anterior. En marzo recaudamos por primera vez más de 500.000 euros y en abril hicimos 615.000 euros”, relata el fundador de esta startup formada por un equipo de 16 personas.

“Está muy bien romper récords personales, pero la sensación es que queda mucho por hacer”. Trabajando en sostenibilidad, “queriendo crecer como queremos hacerlo”, admite Brito, “estamos satisfechos, sí, pero tenemos ganas de hacer mucho más”.

Hacer ‘match’ con los fondos europeos

Compatibilidad. La sostenibilidad es una de las premisas del plan de recuperación europeo y también de Goparity, que, lejos de resultar excluyente, permite que ambas fuentes de financiación puedan ser complementarias.

Oportunidad... Para los proyectos que no accedan a estas ayudas y para aquellos que no estén cubiertos al 100%. Incluso para anticipar los fondos.

Complementariedad. Dice Nuno Brito que trabajan “con tres o cuatro empresas que ya saben” que se van a ver beneficiadas. “Anticipan con nosotros la financiación y, cuando reciban el dinero, liquidan la deuda con los inversores”.

Normas
Entra en El País para participar