Medios

AT&T acuerda fusionar su negocio de entretenimiento con Discovery y crean un gigante de los contenidos

La compañía resultante aglutina más de 100 marcas y facturará unos 42.800 millones de euros para 2023. La estimación es que se generen sinergias de costes de unos 2.500 millones de forma anual

Logo de AT&T.
Logo de AT&T. Reuters

El gigante de las telecomunicaciones estadounidense AT&T ha acordado escindir su división de medios y entretenimiento WarnetMedia para fusionarla con la compañía rival Discovery y crear un gigante de los contenidos y competir mejor con Netflix y Disney en el mercado del streaming

El acuerdo, que se filtró a los medios este domingo, ha sido comunicado oficialmente este lunes. La nueva empresa conjunta unirá bajo una misma entidad marcas de WarnerMedia como HBO, HBO Max, TNT y canales como CNN, Cartoon Network, TCM o CNN o canales de Discovery Communications como el propio Discovery, The Food Network y HGTV, dedidado a la reforma e interiorismo. En España, Discovery es el operador de los canales DKiss, DMAX o Eurosport, entre otros. Por su parte, WarnerMedia también opera como productora cinematográfica, como operador de canales de televisión como TNT y a través de la plataforma HBO.

Ambos socios han explicado a través de un comunicado que AT&T controlará un 71% del nuevo grupo, del que se dará a conocer su nombre la próxima semana. La teleco recibirá con la operación 43.000 millones de dólares (unos 35.400 millones de euros) en efectivo, títulos de deuda y la retención de parte de la deuda de WanerMedia. Por su parte, los accionistas de Discovery tendrán el 29% de la nueva empresa.

El director ejecutivo de Discovery, David Zaslav, estaría al frente de la nueva firma, cuya junta estaría compuesta por 13 miembros: siete nombrados inicialmente por AT&T, incluido el presidente de la misma, y siete por Discovery, entre ellas Zaslav.

De lograr el visto bueno de los reguladores, este acuerdo puede suponer la creación de un nuevo competidor en el campo del entretenimiento en EE UU, tres años después de la compra por parte de AT&T de Time Warner, con la que el gigante de las comunicaciones se hizo con CNN, HBO, Cartoon Network, TBS, TNT y el estudio Warner Bros. Dicha adquisición, por la que también batalló Apple y Ruper Murdoch, se formalizó por 85.000 millones de dólares (unos 70.000 millones de euros) y tardó dos años en recibir el visto bueno de las autoridadesd de Competencia de EEUU.

La nueva compañía aglutinará una de las mayores bibliotecas de entretenimiento con más de 200.000 horas de programación y un centenar de marcas, entre las que están las citadas además de Warner Bros., DC Comics, Cartoon Network, the Turner Networks, Magnolia y Animal Planet.

Se prevé que la transacción se cierre a mediados de 2022, a la espera de la aprobación de los accionistas de Discovery y de las autoridades reguladoras. AT&T yy Discovery esperar "crear un valor sustancial" con esta operación al sumar series, películas y programas "de alta calidad" y acelerar sus planes para sus servicios de streaming.

La empresa conjunta facturará 52.000  millones de dólares (unos 42.800 millones de euros) para 2023, con un resultado bruto de explotación (ebitda) ajustado de 14.000 millones de dólares. La estimación es que se generen sinergias de costes de 3.000  millones de dólares de forma anual, lo que permitirá incrementar la inversión en contenido e innovación digital, según las compañías.

Ambos socios no han precisado si fusionarán o mantendrán separadas sus plataformas de streaming HBO y Discovery+. La primera cerro el primer trimestre con un total de 63,9 millones de suscriptores, de los que 19,7 millones estaban fuera de EE UU. Por su parte, Discovery+ sumó 15 millones, lo que da una suma total de casi 80 millones de sucriptores frente a los 208,6 millones de suscriptores que tenía Netflix a finales del primer trimestre y los 159 millones que sumó Disney entre sus plataformas Disney+, Hulu y ESPN.

Con este movimiento, AT&T y Discovery dejan claro que la audiencia de televisión se está trasladando al streaming, donde hace falta escala para enfrentarse a Netflix y Walt Disney. Como ha reconocido el CEO de la teleco, John Stankey, en rueda de prensa, "para mantener el ritmo y mantener una posición de liderazgo" en este nuevo escenario "se requieren varias cosas: escala global, acceso a capital, una amplia gama de contenido de alta calidad y el mejor talento de la industria".

Keith Snyder, de CFRA Research, aseguró a Reuters que el acuerdo no sorprende después de que la presión sobre la televisión de pago aumentara con la pandemia mientras los usuarios consumían más y más programas en streaming durante los confinamientos. Según añade esta agencia, con Time Warnet, la teleco buscó ser una potencia en medios y telecomunicaciones, combinando contenido y distribución, sin embargo, esto ha demostrado ser una estrategia costosa, ya que simultáneamente la operadora trata de expandir sus servicios de telefonía 5G, con enormes costos para comprar espectro. Un mercado donde la compañía, que tiene una deuda de 180.000 millones de dólares, va rezagada frente a Verizon y a T-Mobile.

Normas
Entra en El País para participar