Honda incrementa un 44% el beneficio anual mientras Mazda pierde 239 millones

El segundo fabricante de Japón gana 4.980 millones

Un hombre con mascarilla mira el logo de Honda.
Un hombre con mascarilla mira el logo de Honda. AP

Honda contabilizó un beneficio neto atribuido de 657.400 millones de yenes (4.980 millones de euros) en el último año fiscal japonés [de abril de 2020 a marzo de 2021], lo que supone un incremento del 44% en comparación con el ejercicio precedente.

Según datos publicados este viernes por el fabricante japonés de automóviles, motocicletas y motores, la mejora fue posible gracias a su política de contención de gastos, a través de una revisión de sus actividdaes y por la diferencia entre las provisiones que ha realizado en relación con las pérdidas de su división financiera.

La compañía ha destacado que dichos factores han compensado la caída de la demanda debio al Covid-19 y también a la escasez global de chips o semiconductores. Registró unos ingresos de 13,17 billones de yenes (99.772 millones de euros), un 11,7% menos en la comparativa interanual.

Por su parte, el beneficio operativo anual fue de 660.200 millones de yenes (5.001 millones de euros), un 4% más, mientras que matriculó 2,61 millones de coches en todo el mundo, un 21,1% menos, y 10,26 millones de motocicletas, un 17,3% menos.También comercializó 5,62 millones de motores a través de su división Life Creation, un 1,3% menos.

La multinacional nipona prevé contabilizar un beneficio neto atribuido de 590.000 millones de yenes (4.469 millones de euros) este año fiscal, que finaliza en abril de 2022, lo que significaríauna bajada del 10%. Por el contrario, prevé que la facturación crezda un 15,4%, hasta 15.200 millones de yenes (115.000 millones de euros), al tiempo que estima un beneficio operativo de 660.000 millones de yenes (5.000 millones de euros).

De su lado, Mazda registró unas pérdidas netas atribuidas de 31.651 millones de yenes (casi 239 millones de euros al cambio actual), frente a los 12.131 millones de yenes (91,5 millones de euros) que ganó en el curso previo.

La marca asiática ha señalado que el año pasado fue un "desafío" por los cierres impuestos en los diferentes países del mundo para la contención de la pandemia. Ingresó 2,88 billones de yenes (21.731 millones de euros),un 16% menos, al tiempo que el beneficio operativo descendió un 79,8%, hasta 8.820 millones de yenes (66,5 millones de euros).

Para el actual ejercicio fiscal espera obtener un beneficio neto de 35.000 millones de yenes (264 millones de euros), con un beneficio ordinario de 55.000 millones de yenes (415 millones de euros).

Así, los ingresos subirán un 18%, hasta los 3,4 billones de yenes (25.655 millones de euros), mientras que su beneficio operativo se situaría en 65.000 millones de yenes (490 millones de euros).

Normas
Entra en El País para participar