Aerolíneas

IAG opera al 19% de la capacidad de 2019 y pierde 1.067 millones hasta marzo, un 36% menos

El grupo declara una liquidez total de 10.500 millones

El grupo IAG sigue desangrándose en pérdidas debido a las restricciones a la movilidad motivadas por la crisis sanitaria. El holding que engloba a British Airways, Iberia, Vueling, Aer Lingus y Level ha declarado esta mañana unas pérdidas de las operaciones del primer trimestre de 1.068 millones de euros, cifra que mejora los 1.860 millones en rojo del periodo comparable de 2020. Por entonces, el impacto de la pandemia comenzaba a percibirse ya en los últimos días de febrero.

Las pérdidas netas, después de impuestos, han sido de 1.067 millones, un 36% menos que los 1.683 millones a marzo de 2020. Las cifras están dentro de lo esperado por el consenso de analistas consultados por Bloomberg.

Los ingresos totales siguen desplomados, con 968 millones desde los 4.585 millones de marzo de 2020. La evolución a la baja es del 79%.Durante los tres primeros meses la capacidad de IAG, medida en asientos-kilómetro ofertados o AKO, cayó un 78,1% frente a 2020 y un 80,4% frente a 2019, registrándose descensos en todas las regiones.

El efectivo alcanza los 8.000 millones de euros, lo que supone un incremento de 2.100 millones respecto al 31 de diciembre. Las líneas de financiación generales y de aeronaves comprometidas y no utilizadas ascendían a 2.500 millones de euros, suponiendo una liquidez total de 10.500 millones de euros (10.300 millones a 31 de diciembre).

Las distintas aerolíneas del grupo han operado con una capacidad del 19,6% en comparación con el primer trimestre de 2019. Los planes de capacidad de transporte de pasajeros actuales para el segundo trimestre son alrededor del 25% de la capacidad de 2019, “pero siguen siendo inciertos y estando sujetos a revisión”, ha señalado la empresa ante la CNMV.

Uno de los sostenes en esta crisis está siendo el transporte de carga, donde IAG ha operado 1.306 vuelos entre enero y marzo, frente a los 969 vuelos de un año atrás. Esa actividad ha generado unos ingresos récord de 350 millones en el trimestre. Otra tabla de salvación está siendo la reducción de los gastos operativos, que en el trimestre se redujeron hasta los 175 millones de euros semanales.

El consejero delegado de IAG, Luis Gallego, ha recordado que la empresa estimó una pérdida de las operaciones de 1.135 millones de euros antes de partidas excepcionales, frente a una pérdida de las operaciones de 535 millones de euros el año pasado. “Hemos actuado de manera decisiva para desarrollar nuestra resiliencia reforzando la liquidez y reduciendo nuestra base de costes”. Gallego insiste en el objetico de “reducir nuestra base de costes y aumentar la eficiencia”.

Otro de los mensajes del primer ejecutivo es que sus aerolíneas están preparadas para volar, para lo que reclama corredores de viaje sin restricciones entre países con programas de vacunación exitosos y protocolos de prueba eficaces, como Reino Unido y Estados Unidos. También se piden tests “asequibles, simples y proporcionados para reemplazar las cuarentenas y costosas y numerosas pruebas”. Y además de más personal en fronteras, IAG aboga por certificados digitales para la documentación de test y vacunación con el fin de facilitar los viajes internacionales.

Normas
Entra en El País para participar