Latinoamérica. El objetivo de la pyme exportadora que quiera seguir creciendo

El Club de Exportadores realiza una jornada que analiza los aspectos y objetivos que debe seguir una empresa que tenga como objetivo el crecimiento.

pymes exportar latinoamerica

Latinoamérica deberá seguir figurando entre los planes de las empresas que deseen crecer. Ésta es una de las conclusiones a las que se ha llegado durante el webinar que ha organizado el Club de Exportadores para abordar los retos de las pymes en el nuevo contexto económico.

Según los datos aportados durante el webinar, Latinoamérica sigue despertando interés para las pymes españolas. Actualmente, es la segunda región del mundo que más inversión española recibe. El catedrático de Economía Aplicada en ICADE y experto en economía latinoamericana, Alfredo Arahuetes, asegura que “así ocurrió en 2020, situándose por detrás de los países de la UE y por delante de Estados Unidos”.

División entre seis países

Principalmente, la inversión española en Latinoamérica se concentra en un grupo de seis países. Entre ellos se encuentran Brasil, México, Argentina, Chile, Perú y Colombia. Según Arahuetes, “en ese grupo confluye el 90% de los flujos netos y brutos, y del stock de inversión directa”. El 10% restante de inversión se concentra en Uruguay, Panamá, República Dominicana, Ecuador, Costa Rica y Cuba.

Durante el webinar el secretario de Estado de la España Global, Manuel Muñiz, ha precisado que la inversión española en países latinoamericanos es de 140.000 millones de euros, según los últimos datos de los que disponen. Muñiz ha asegurado que “en los últimos quince años “se ha duplicado la cifra de intercambios comerciales y el número de empresas exportadoras se ha multiplicado por cuatro”.

El encuentro ha servido también para poner de manifiesto cómo ha afectado la crisis de la Covid-19 a Latinoamérica. Muñiz ha recordado que en los últimos años las empresas españolas han sido “claves” para conseguir el desarrollo en Latinoamérica. “La inversión y exportación españolas han contribuido a la mejora de las infraestructuras y calidad de vida en los países de destino, así como al avance de la digitalización en países que se habían quedado atrás en el campo tecnológico”, ha dicho.

No obstante, él también ha recordado que la Covid-19 ha provocado una ralentización económica, lo que generará un mayor riesgo para sufrir una crisis de deuda. Él defiende la necesidad de iniciativas globales que permitan a las empresas españolas desarrollarse allí con más seguridad.

Normas
Entra en El País para participar