Elecciones en Madrid

Pablo Iglesias dimite y abandona la política activa

Podemos gana 70.000 votos y tres escaños respecto a 2019

Pablo Iglesias ha dejado la política. El ex vicepresidente del Gobierno y cabeza de cartel de Unidas Podemos compareció anoche tras confirmarse los resultados electorales para anunciar su salida, seis años después de revolucionar la política española con los cinco eurodiputados obtenidos en 2016. "Dejo todos mis cargos. Dejo la política entendida como política de partidos, política institucional. No voy a ser un tapón para la renovación de liderazgo", dijo.

La fulgurante decisión del vicepresidente de salir del Gobierno para encabezar la candidatura de Unidas Podemos a la Comunidad de Madrid ha tenido un efecto positivo pero claramente insuficiente. Con 70.000 votos más y tres escaños, hasta un total de 10, el partido morado ha mejorado con claridad sus resultados de 2019, cuando la lista la encabezaba una candidata con un tirón mediático varios órdenes de magnitud inferior, Isa Serra. Iglesias, de hecho, ha indicado que los resultados, en particular la alta participación, han mostrado que su figura ha generado movilización en el otro lado del espectro político.

"Creo que no contribuyo a sumar", dijo Iglesias. "No soy una figura política que pueda contribuir a que Unidas Podemos como fuerza política consolide peso institucional dentro de dos años en Madrid y que podamos ganar en la Comunidad y el Ayuntamiento".

Iglesias dijo haberse convertido en el "chivo expiatorio" , un papel que hace que su situación tanto en la organización como en la aportación para "mejorar la democracia" se vea "enormemente limitado y movilice lo peor de quienes odian la democracia".

El efecto Iglesias, de hecho, ha quedado eclipsado por el efecto Mónica García, con un perfil más moderado. La candidata de Más Madrid, partido liderado por el ex número dos de Iglesias, Íñigo Errejón, ha obtenido mucho más rédito del desplome socialista que la formación morada. La propia García, cabeza visible de la oposición a Ayuso en la Asamblea durante estos dos años, rechazó la candidatura de unión que propuso Iglesias.

Podemos cierra las elecciones con 261.000 votos, 10 escaños y un 7,2% de las papeletas, convertido en quinta fuerza política (en 2019, con Ciudadanos fue la sexta), quedando también lejos de los votos cosechados por Vox. En cualquier caso, Unidas Podemos se ha mantenido cómodamente por encima del 5% de los votos y consolida su posición en el hemiciclo regional, ahora con el fundador y cabeza visible de la organización al mando.

Diversos cargos y ministros de Unidas Podemos han ensalzado los logros políticos del hasta ahora líder de la formación morada, Pablo Iglesias, y han destacado su ejemplo de "dignidad" ante su decisión de renunciar a la política activa al fracasar en su intento de parar a la derecha en las elecciones madrileñas del 4 de mayo. La vicepresidenta tercera y precisamente su relevo en el liderazgo de Unidas Podemos dentro del Gobierno, Yolanda Díaz, ha trasladado palabras cálidas a Iglesias a través de Twitter, al elogiarle por "cambiar la historia" del país. "Pablo, hace ya muchos años que te dije que estabas cambiando la historia de este país. Ha sido y es un orgullo estar a tu lado", ha manifestado para darle las gracias a su "amigo".

Mientras, el presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, ha destacado la "gran lección de dignidad" de Iglesias y ha reconocido su "compromiso y coherencia". "Gracias por abrirnos camino. Intentaremos estar a la altura de tu legado", ha añadido.

Otro cargo que se ha reaccionado ante este anuncio es el ministro de Consumo y líder de IU, Alberto Garzón, al asegurar que tiene "muchas dudas sobre muchas cosas", pero cree "tener también algunas pocas certezas" y, precisamente, una de ellas es que "España es hoy un país mejor gracias a Pablo Iglesias". "Amigo y compañero, gracias por tu trabajo y tu firmeza en el compromiso. Salud y República", ha señalado Garzón.

 

 

 

 

Normas
Entra en El País para participar