Filas interminables y el saludo a los “tabernarios”: las anécdotas del 4M

Las redes sociales se llenan de fotografías con largas líneas de votantes reforzadas por la afluencia temprana a los centros electorales y la demora de los protocolos sanitarios contra la Covid-19

Decenas de personas hacen cola para votar en el Colegio Joaquín Turina de Arturo Soria, este martes.
Decenas de personas hacen cola para votar en el Colegio Joaquín Turina de Arturo Soria, este martes. Europa Press

Filas interminables. Es la estampa que ha recorrido Madrid este cuatro de mayo, el día que ha puesto fin a una campaña crispada para presidir la Comunidad, tras el adelanto electoral anunciado por la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso, solo dos años después de los anteriores comicios.

Desde la apertura de los centros a las nueve de la mañana, varios colegios electorales se han encontrado con una avalancha de votantes, cuya insistencia ha llenado las manzanas más cercanas, a pesar de que las elecciones se producen en una jornada laborable. En algunas zonas, como Puente de Vallecas, las filas alcanzan las 500 personas, con tiempos de espera de más de una hora.

Candidatos y líderes de los partidos políticos han sido retratados en las filas de sus centros electorales, donde algunos de los votantes han aprovechado para acercarse y saludar.

De hecho, hasta las 19.00 horas, la participación ciudadana ha sido de un 69%, 11 puntos mayor a las elecciones autonómicas de 2019. De acuerdo con la Comunidad de Madrid, el momento de mayor afluencia de votantes ha sido a las 11.30 am. Pero las instantáneas con largas filas siguen llenando las redes sociales.

Crispación online y offline

También se han hecho eco en el entorno digital los mensajes de los partidos cargados con la ironía que salpicó la campaña electoral. El más reciente ha sido publicado precisamente por la presidenta de la Comunidad. "Hola, tabernarios. ¿Qué tal lleváis la jornada?", ha escrito desde su perfil de Twitter Ayuso, en respuesta al presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), José Félix Tezanos, que ha calificado a los votantes del PP como "tabernarios".

En un artículo publicado en la revista Temas, Tezanos explicaba que el PP ha recurrido a un amplio sector social "que se nuclea en torno al mundo de las tabernas, los bares, los restaurantes y otros establecimientos similares" para llamar al voto. Así, la candidata a la reeleccción se ha apropiado del término para ironizar en las redes sociales y sondear a su electorado. El tuit ha superado en menos de dos horas los 20.000 likes y más de 2.500 comentarios.

Fuera de las redes, Vox ha protagonizado uno de los escasos momentos de tensión durante la jornada electoral de este martes. Cinco activistas del colectivo feminista Femen han asistido por la mañana al colegio San Agustín, donde votaba la candidata Rocío Monasterio, para protestar contra Vox, lanzando consignas como “al fascismo ni un paso más” y “no es patriotismo es fascismo”.

Para agudizar el varapalo de los resultados de la izquierda, Forocoches ha reeditado la vacilada con mariachis ya dedicadas en comicios anteriores a Ciudadanos y el PP. Pero esta vez, la serenata se ha dirigido a Unidas Podemos, que ha recibido a un grupo de mariachis con guitarras y trompeta en mano, al grito de "canta y no llores", tras los primeros resultados de las elecciones autonómicas.

Victoria del liderazgo femenino

La victoria de Díaz Ayuso y el sorpasso en la izquierda protagonizado por Mónica García deja en alto la representación del liderazgo femenino para el voto madrileño. Ambas candidatas, practicamente desconocidas en los comicios de hace apenas dos años, han conquistado este martes las dos primeras posiciones de los partidos más votados en la Comunidad.

Blindaje sanitario contra la Covid-19

Las elecciones regionales no se han dejado afectar por la pandemia. Los colegios se han blindado con un protocolo sanitario ambicioso para evitar la propagación del coronavirus, especialmente ahora que los contagios han descendido en la Comunidad de Madrid, uno de los territorios más golpeados por la Covid-19.

Así, las papeletas de este martes han estado impregnadas con el olor de los 55.000 litros de gel hidroalcohólico puestos a disposición por el Gobierno regional, sumados a casi cinco millones de mascarillas quirúrgicas para los electores y 142.000 FFP2 para los miembros de la mesa. Los centros han contado también con dos millones de guantes y 45.000 pantallas de protección facial.

Una trabajadora de la limpieza desinfecta una mesa electoral en el colegio La Inmaculada-Marillac, este martes.
Una trabajadora de la limpieza desinfecta una mesa electoral en el colegio La Inmaculada-Marillac, este martes. Europa Press

Y aunque en la mayoría de protocolos se ha especificado la limpieza obligatoria de las mesas con una periodicidad de tres horas, algunos centros han rebajado la frecuencia a cada hora.

Normas
Entra en El País para participar