Ford se desploma un 10% en Bolsa tras reajustar producción por la falta de chips

La compañía del óvalo ganó 2.690 millones en el primer trimestre

Planta de Ford en Chicago.
Planta de Ford en Chicago. Reuters

Las acciones de Ford caen cerca de un 10% en la Bolsa de Nueva York durante los primeros compases de la sesión de este jueves tras revisar a la baja sus previsiones de producción para este año por la falta de semiconductores y reportar un beneficio neto de 3.262 millones de dólares (2.690 millones de euros al cambio).

El fabricante del óvalo vuelve así a ganancias tras registrar unos números rojos de 1.993 millones de dólares (1.644 millones de euros) en el mismo periodo del ejercicio precedente. La empresa facturó 36.228 millones de dólares (29.892 millones de euros) hasta marzo, un 5,5% más en la comparativa interanual.

Por su parte, el beneficio operativo ajustado fue de 4.816 millones de dólares (3.973 millones de euros), en comparación con las pérdidas operativas de 632 millones (521 millones de euros) que contabilizó entre enero y marzo de 2020, cuando la pandemia del coronavirus ya había afectado a la mayoría de los mercados mundiales.

De cara a este año, Ford calcula que reducirá su producción un 10% en comparación con sus previsiones iniciales debido a la escasez de semiconductores, que posiblemente no se resuelva hasta 2022, lo que supone 1,1 millones de unidades menos.

En consecuencia, la compañía anticipa un beneficio operativo ajustado de entre 5.500 y 6.500 millones de dólares (entre 4.538 y 5.363 millones de euros), afectado en 2.500 millones (2.063 millones de euros) por la falta de dichos componentes.

Esta posible afectación de la escasez mundial de semiconductores está haciendo que las acciones de la empresa se derrumben este jueves. "En el segundo trimestre el impacto financiero de la falta de este componente será peor", ha indicado en analista de Morningstar, David Whiston, según recoge Bloomberg.

Whiston indica que en el primer trimestre las empresas pudieron cubrir la escasez y continuar fabricando vehículos, pero en el segundo trimestre "empiezan a quedarse sin opciones" y se verán obligadas a detener sus plantas.

Normas
Entra en El País para participar