Autónomos: caen los accidentes laborales pero apenas bajan los fallecidos

En 2020 se registraron 435.342 accidentes, de los cuales 75 fueron mortales.

autónomos fallecidos accidentes

El número de accidentes laborales entre autónomos ha descendido, aunque no ha sucedido lo mismo con la mortalidad. En 2020 se registraron 435.342 accidentes que afectaron a los trabajadores autónomos de los cuales 75 fueron mortales. Desde la Asociación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA) advierten que el número de fallecidos se sitúa en términos similares a los de 2019 cuando se registraron 80 accidentes mortales.

El secretario general y responsable del área de Formación y Prevención de Riesgos Laborales de ATA, José Luis Perea, ha puesto de manifiesto los datos sobre siniestralidad entre trabajadores autónomos para conmemorar el Día mundial de la Seguridad y Salud en el trabajo.

Entre los datos aportados cabe señalar que del cómputo general de accidentes sufridos por trabajadores autónomos, un 18,5% de ellos corresponden a los accidentes de tráfico. En concreto, en 2020 se produjeron 50.023 accidentes de tráfico frente a los 80.705 de 2019.

En cuanto al nivel de gravedad, la mayoría de los accidentes que tuvieron lugar en 2020, esto es 30.398, fueron de carácter leve, frente a los 36.820 de 2019. Los autónomos fueron los que sufrieron la mayoría de estos accidentes de tráfico. Las mujeres, en cambio, sufrieron solo el 17,7% de los accidentes, es decir, 5.407 accidentes.

Cotización por accidente laboral

La mortalidad es un aspecto a destacar en lo referente a los accidentes de autónomos. En 2020 fallecieron 4 mujeres y 71 varones. Cabe recordar que desde el año 2019 los trabajadores autónomos cotizan ya por accidente laboral. Anteriormente a esta fecha la cotización por esa contingencia era voluntaria.

“Siguen muriendo autónomos en los andamios y en manejo de maquinaria agrícola, principalmente. Se pone de manifiesto la falta de asesoramiento preventivo ya que los recursos públicos que se destinan a esta materia son insuficientes, incluso inexistentes, sobre todo en el ámbito de las Comunidades Autónomas”, indica José Luis Perea. A su juicio habría que hacer un mayor esfuerzo para formar e informar a los autónomos sobre los riesgos de su actividad.

Por otro lado, desde ATA también han criticado que durante la pandemia los autónomos sin trabajadores “no hayan recibido más que unas guías de seguridad por sector, sin formación ni asesoramiento adicional, algo que hemos intentado paliar desde nuestra organización”. Ellos han asesorado a más de 100.000 autónomos sobre prevención y salud laboral.

Normas
Entra en El País para participar