Santander dispara el resultado a 1.608 millones hasta marzo y provisiona 530 millones para reestructuración

La entidad registra el mayor beneficio ordinario desde el segundo trimestre de 2010

Reserva un 40% del beneficio para dividendos

Cuentas Banco Santander Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Banco Santander deja atrás lo peor de la crisis del Covid. La entidad registró en el primer trimestre de 2021 un beneficio de 1.608 millones de euros, casi cinco veces más que los 331 millones de beneficio del mismo periodo del año pasado, en el que se anotó una provisión de 1.600 millones de euros a causa de la pandemia. El beneficio hasta marzo está por encima de lo esperado por los analistas, que anticipaban un resultado de 1.200 millones, según los datos de Bloomberg.

SANTANDER 3,04 -2,06%

Santander se ha apuntado este trimestre un cargo neto por valor de 530 millones de euros correspondiente a los costes de reestructuración previstos para el conjunto del año, principalmente en Reino Unido y Portugal. De esa cifra, la mayor parte corresponde a Reino Unido (293 millones) y también Portugal (165 millones). Por su parte, Digital Consumer Bank se le asigna 16 millones y al centro corporativo, 56 millones.

Sin tener en cuenta el cargo extraordinario, el beneficio ordinario entre enero y marzo asciende a 2.138 millones de euros, frente a los 377 millones de euros del mismo periodo del año anterior. Se trata del mayor beneficio ordinario de Santander desde el segundo trimestre de 2010.

El grupo ha decidido reservar el 40% del beneficio para dividendo, ya que espera que a partir de septiembre el BCE levante el veto para poder remunerar al accionista sin limitaciones.

El tirón del mercado de Estados Unidos y la buena marcha de Brasil son los principales motivos de la mejora de las previsiones. El negocio estadounidense aportó 616 millones al beneficio ordinario (en el primer trimestre del año pasado fueron 60 millones). Es la primera vez que EE UU es el país que más dinero gana, y quita el liderazgo a Brasil. 

El mercado brasileño contribuyó un 562 millones (517 en 2020). México registró caída en el beneficio neto, al situarse en 182 millones frente a los 220 del primer trimestre de 2020.

En Reino Unido el beneficio ordinario fue de 294 millones de euros, frente a los 52 millones del año anterior, debido a las menores dotaciones y a los mayores ingresos, que aumentaron un 12%.El banco anunció hace un mes un plan de ajuste en este país, con el cierre de 111 oficinas y colocó a 5.000 empleados teletrabajando, además 840 empleados serán recolocados en el grupo.

España por su parte registró un beneficio ordinario 243 millones, frente a los 90 millones de hace un año. La mejora del beneficio en España se debió a unas menores provisiones (-29%) y la reducción de costes (-8%), con ingresos estables. El banco en España ya provisionó su ajuste el pasado año, tras aprobarse la salida de 3.572 empleados, la reubicación de otros 1.500 y el cierre de unas 1.000 oficinas.

El margen de intereses del grupo hasta marzo bajó un 6,3% respecto al primer trimestre de 2020, hasta alcanzar los 7.956 millones de euros. Sin efecto de los tipos de cambio, el margen de interese subiría un 5% gracias a que "el nuevo crédito volvió a los niveles previos a la pandemia en Europa y Sudamérica". El margen bruto de la entidad cayó un 3,5% hasta alcanzar los 11.390 millones de euros. El margen neto aumentó un 1% hasta los 6.272 millones.

Ana Botín, presidenta del banco, se mostró optimista con la recuperación. "Confiamos en alcanzar nuestros objetivos para 2021, con la mejora en la ratio de eficiencia, la reducción del coste del crédito y el aumento de la rentabilidad", señaló en la nota.

En cuanto a la solvencia, la ratio de capital CET1 se incrementó en 72 puntos básicos en 12 meses, hasta el 12,30%, por encima del rango objetivo del 11-12%. La tasa de morosidad se redujo en cinco puntos básicos desde marzo de 2020, hasta el 3,2%.

Cambios en la cúpula de Santander España y Santander UK

Santander ha confirmado este miércoles los cambios en el equipo directivo de la región de Europa "para seguir avanzando en el desarrollo de One Santander". António Simões será consejero delegado de Santander España y continuará como responsable regional de Europa. Sustituye en el cargo a Rami Aboukhair, que ha sido nombrado global head of Cards and Digital Solutions del grupo y reportará al consejero delegado, José Antonio Álvarez.

Con el nombramiento de Simões como consejero delegado de Santander España, la estructura de gestión de Europa "se alinea a la de las regiones de Norteamérica y Sudamérica, donde los responsables regionales también son consejeros delegados de un país".

Por su parte, la nueva función de Rami Aboukhair se crea para "desarrollar el negocio de tarjetas en el contexto de la visión de One Santander". El objetivo es "construir una plataforma de tarjetas única".

Ana Botín ha agradecido a Rami Aboukhair "su éxito en la transformación de Santander España durante los últimos seis años y en la integración de Banco Popular".

También se anuncian cambios en Santander UK, donde el actual consejero delegado, Nathan Bostock, pasará a ocupar una función global como head of Investment Platforms. El plan de sucesión para el nombramiento del nuevo consejero delegado de Santander UK está en marcha y Nathan Bostock permanecerá en su cargo hasta que se designe a un sucesor.

Normas
Entra en El País para participar