El Ibex salva la semana y aguanta sobre los 8.600 puntos

El selectivo español cierra con una caída del 0,44%

El Ibex salva la semana y aguanta sobre los 8.600 puntos pulsa en la foto

Una semana volátil y de fuertes bandazos. Después de un comienzo de semana eufórico en el que el Ibex 35 marcó máximos de 13 meses mientras otros índices como el Cac francés y el Euro Stoxx alcanzaban máximos de más 10 años, el martes la corrección se impuso en la renta variable. El selectivo español no quedó al margen de esta tendencia y tras registrar su peor sesión desde diciembre, la Bolsa española se ha afanado por recuperar parte del músculo perdido, pero sin mucho éxito. El Ibex 35, que llegó a perder el martes los 8.500 puntos, ha logrado cerrar este viernes por encima de los 8.600, pero no librarse de los descensos que alcanzaron el 0,44%. Con este débil balance el índice de referencia de la Bolsa española concluye la semana en tablas (0,06%).

Pero esquivar las pérdidas en los últimos cinco días no ha sido tarea sencilla. A la corrección fruto de la sobrecompra que venían registrando muchos valores e índices en este inicio de año se han sumado las dudas que siguen generando algunas vacunas en un momento en el que las nuevas cepas está disparando el número de contagios a nivel mundial y amenazan con hacer inefectivos los sueros actuales. A la evolución de la pandemia se añade ahora las noticias que apuntan a un aumento de los impuestos a las ganancias del capital en EE UU, algo que hizo que el jueves muchos inversores optaran por las ventas al otro lado del Atlántico llevando al Dow Jones a caer un 0,9%. Este cierre negativo la pasada sesión ha condicionado en gran medida la apertura en Europa. Aunque al cierre las Bolsas del Viejo Continente moderaron las pérdidas registradas en niveles intradía, la mejora no fue suficiente para cerrar la sesión en positivo.

Una de las razones que ayudaron a la moderación fue la mejora del PMI compuesto. El indicador cerró marzo en los 53,7 puntos, ligeramente por encima de los 53,2 de marzo. La sorpresa fue significativa porque los analistas habían previsto una caída hasta los 52,8 puntos. Con esta mejora el Dax alemán concluye la jornada con una caída del 0,27%, descenso que alcanza el 0,15% en el Cac francés con el Mib italiano en tablas (-0,02%). Con este resultado, las pérdidas semanales oscilan entre el 0,46% del Cac y el 1,45%, un alto en el camino que aumenta las dudas sobre si se están ante un cambio de tendencia o es tan solo una pausa para tomar aire y retomar la senda alcista, una corriente que ha llevado a índices como el Dax y Stoxx 600 a revalidar en reiteradas ocasiones los máximos históricos. Al otro lado del Atlántico y mientras los inversores aguardan a conocer con mayor detalle las intenciones del presidente de EE UU en materia de impuestos, el Dow Jones ha sumado un 0,67%, ganancias que han superado el 1% para el S&P 500 -ha cerrado cerca de máximos- y el Nasdaq.

Junto a la pandemia y las referencias macroeconómicas, los resultados empresariales acaparan una especial atención. La campaña, que en el Ibex 35 comenzó el martes pasado con la presentación de las cuentas de Enagás, es vista como el termómetro perfecto para confirmar si las valoraciones registradas en los últimos meses están justificadas. Después de Enagás el día 20 y de Bankinter, el 22, hoy ha sido el turno de Viscofan. El fabricante de envolturas para alimentos ganó un 10% más en los tres primeros meses del año. A pesar de este balance positivo, los inversores parece que no les ha convencido y la cotizada se cuela como la peor del día con una caída del 3,33%. Junto a ella Aena (-2,23%) y Almirall (-2,23%) encabezan la lista de las firmas con peor desempeño. En el lado opuesto se han situado Fluidra (2,98%), ArcelorMittal (2,79%) y Bankinter (1,63%). El sector bancario cotizó con signo mixto. Sabadell se anotó un 0,16% y Santander, un 0,08% mientras BBVA y CaixaBank retrocedieron un 1,53% y un 1,58%, respectivamente.

En materia de vacunas, hoy en EE UU la FDA y el Centro para el Control de Enfermedades (CDC) podrían anunciar sus conclusiones sobre la vacuna de Johnson & Johnson, actualmente en revisión tras los efectos secundarios surgidos (trombos). "Recordamos que el pasado martes el comité de seguridad de la EMA concluyó que los beneficios superan los riesgos, reanudando el suministro de dosis a Europa, donde habrá que comprobar el impacto sobre la confianza ciudadana. Aunque en el caso de EE UU la dependencia de la vacuna de J&J es menor que en Europa, prestaremos atención a la decisión", insisten desde Renta 4.

La semana no ha estado marcada únicamente por los resultados y la campaña de inmunización. Los inversores han seguido de cerca la reunión de política monetaria del BCE, una cita de la que no se esperaba nada, pero que ha servido para confirmar las intenciones de Christine Lagarde de mantener sin cambios los tipos y el programa de compra de activos, un plan que desde el estallido de la crisis hace un año ha permitido a las rentabilidades de la deuda dejar atrás los momentos de mayor tensión. La reunión de abril ha tenido un efecto limitado en las Bolsas, pero ha permitido contener los ascensos de los rendimientos en el mercado de deuda, unos tipos que se alejan de los máximos vistos el pasado mes de febrero. La deuda española a 10 años concluyó el viernes en el 0,398%, estable respecto al cierre registrado una semana antes y aunque por la mínima por debajo de la barrera del 0,4%. El bono alemán al mismo plazo finaliza estable en el -0,257% y el EE UU, en el 1,56%.

En el mercado de divisas, el euro sube menos de un 0,1%, hasta 1,2023 dólares, después de haber bajado un día antes. Por su parte, el dólar baja ligeramente frente al yen, a 107,92. En el mercado de divisas, el crudo estadounidense sube un 1,2%, hasta los 62,14 dólares por barril, y el Brent suma un 1,7% y supera los 66 dólares por barril.

Normas
Entra en El País para participar