CCC se lanza a por la enseñanza en FP y prevé sumar 7.000 alumnos en 2023

Invertirá 3 millones de euros y alquila dos inmuebles en Madrid para impartir clases presenciales

Iñaki Sacristán, director general de CCC
Iñaki Sacristán, director general de CCC

CCC, una de las empresas más longevas en la enseñanza a distancia, se lanza a crecer en la Formación Profesional, lo que le hace saltar al mismo tiempo a la presencial. “Aunque llevamos 82 años en la formación a distancia, siempre hemos estado abiertos a adaptarnos a las tendencias de la educación”, recalca Iñaki Sacristán, director general de la compañía. El eterno paro juvenil en España, con tasas superiores al 50%, y las cada vez mayores dificultades de inserción laboral para los estudiantes universitarios han llevado a la compañía a apostar por una enseñanza que combina teoría y práctica. “La FP ya suponía el 50% de nuestros alumnos, aunque todo el despliegue lo hacíamos por las alianzas cerradas con centros externos. La diferencia es que ahora lo vamos a hacer todo nosotros”.

Y para ello han previsto una inversión de tres millones de euros, que ha empezado por el alquiler de dos edificios en un polígono industrial de Madrid. “Nos servirá para desarrollar una plataforma educativa y contenidos, para incorporar personal docente con alta cualificación y para la implantación física de aulas, laboratorios y herramientas tecnológicas”, recalca Sacristán.

Este ha sido el primer curso de despliegue de la FP, con enseñanzas tan variadas como medicina nuclear, dietética, higiene bucodental o administración de sistemas informáticos en red, pero los objetivos marcados en el plan estratégico son ambiciosos. “Hemos empezado con 14 ciclos y dos centros en Madrid, pero el objetivo es seguir creciendo cada año, que en 2023 suponga el 50% del negocio y poder sumar 7.000 alumnos en ese ejercicio”. De esos estudiantes, el 20% seguirá siendo de Madrid, con formación presencial en su gran mayoría, aunque Sacristán recalca que uno de los puntos fuertes seguirá siendo la capilaridad que le permite ofrecer formación al restante 80%. “Llegamos a poblaciones aisladas y no tan pobladas gracias a nuestro sistema online”.

Los otros dos ejes del crecimiento serán las oposiciones y la formación para empresas. “Si nuestra actual facturación está en el entorno de los 10 millones de euros, la previsión es llegar a 2023 con una cifra de negocio de 16 o 17 millones, lo que supondría un crecimiento del 60%. De esa cifra, los cursos de FP oficial aportarían la mitad de la facturación".

Ese cambio de estrategia no afectará, sin embargo, al carácter familiar de la compañía. “La firma la lleva la tercera generación de la familia. Lo que sí se ha producido ha sido una profesionalización de la gestión, en la que se combina el papel del Consejo de Administración y el del Comité de Dirección, al que nos hemos ido incorporando externos en los últimos años”.

Normas
Entra en El País para participar