Inmobiliario

El socio externo de Sareb gestionará 1.120 millones en suelo para 60.000 viviendas

La entidad elige a Santander, Blackstone, CBRE y Servihabitat como finalistas para gestionar la cartera de terrenos

Jaime Echegoyen, presidente de Sareb.
Jaime Echegoyen, presidente de Sareb.

Sareb avanza en el concurso para buscar un gestor especializado que se encargará de gestionar su macrocartera de suelo. La entidad presidida por Jaime Echegoyen eligió la semana pasada a los cuatro finalistas que se encargarán de desarrollar las parcelas con un valor neto contable actual de 1.120 millones de euros y que, una vez que tengan los permisos urbanísticos, tendrán una capacidad para levantar 60.000 viviendas.

Los finalistas son los servicers Aliseda (Blackstone) y Servihabitat (Lone Star y Caixabank), además de la consultora inmobiliaria CBRE y la recién creada gestora de suelo LandCo (Santander), según confirman fuentes de Sareb, tras haber sido seleccionados por el consejo de administración de la entidad esta semana.

Tal como adelantó Cinco Días en marzo, entre los interesados también se encontraban Savills Aguirre Newman, EY y JLL, el servicer Altamira (propiedad de DoBank y Santander), así como a una pequeña consultora tecnológica llamada Almar Consulting y al grupo constructor Level. Los nombres de los finalistas los adelantó El Confidencial.

El siguiente paso del banco malo será seleccionar a uno de estos cuatro candidatos para encabezar el conocido como Proyecto Neo de la entidad, aunque sin plazo conocido para tomar la decisión.

La estrategia de Sareb (Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria) está virando en los últimos meses hacia el negocio inmobiliario y a buscar un modelo de socios altamente especializados en diferentes cometidos, como en este caso la gestión urbanística. La idea es que la firma escogida sea muy especialista en este cometido y tenga un equipo únicamente dedicado a Sareb.

El objetivo es dar valor a solares que actualmente se encuentran en fases en las que no tienen el carácter de finalista (sin permisos urbanísticos), por lo que avanzar en esas recalificaciones dispara su precio.

El socio de Sareb se encargará de momento de 51 suelos, de 107 millones de euros de valor neto contable, que provienen del contrato de la entidad con el servicer Haya Real Estate (del fondo Cerberus). Más adelante, sumarán 320 fincas, que cuando cuenten con los permisos necesarios dispondrán de una edificabilidad de esas 60.000 viviendas.

La cartera de terrenos total de Sareb, incluyendo suelos finalistas, en desarrollo, rústicos u otros no finalistas que no se incluyen en el Proyecto Neo sumaban 4.600 millones a finales de año.

La intención de la entidad presidida por Echegoyen es vender el suelo a terceros cuando se avance con las licencias urbanísticas, aunque descartando entrar en la construcción residencial, como ya hace con su promotora Árqura (junto al socio estadounidense Värde Partners).

Los finalistas

Entre los finalistas se encuentra Aliseda, el servicer de Blackstone, que precisamente está en una etapa de abrir su negocio de gestión de suelo a otros grandes clientes como fondos y bancos, tal como adelantó el lunes este diario. Esta sociedad administra hasta ahora únicamente la cartera Quasar, del fondo estadounidense y Santander con activos procedentes de Popular. De esta forma, Sareb podría convertirse en su primer gran cliente externo.

Igualmente, Santander busca ampliar la cartera en gestión de LandCo, su gestora especializada en suelo y que está al frente de una cartera del banco de alrededor de 4.000 millones.

Por último, tanto Servihabitat (Lone Star y Caixabank) como la consultora inmobiliaria CBRE son empresas con amplia experiencia en la gestión urbanística.

Normas
Entra en El País para participar