Mercados

Bank of America aconseja a Repsol revisar la OPV de sus renovables

La firma rebaja a neutral su recomendación y baja el precio objetivo un 3%

Bank of America aconseja a Repsol revisar la OPV de sus renovables

Bank of America ha rebajado la recomendación de Repsol a neutral y sitúa su precio objetivo en los 11 euros, lo que supone una rebaja del 3% respecto a las estimaciones previas y un potencial del 7% frente al cierre del mercado de ayer. Tras esta decisión esta su previsión de que el margen del refino de los destilados medios se mantenga débil lo que queda de año, así como el fin de la recompra de acciones y por tanto el soporte que ha proporcionado al precio de estas, y los desafíos que plantea el mercado para que la empresa venda o lance una OPV de su negocio de renovables.

La rama de análisis de este banco de inversión aconseja a Repsol que "revise" sus planes para sacar a Bolsa o vender su filial de renovables. Le otorga a este negocio verde una valoración de 3.000 millones, frente a los 4.000 millones que calculaban Barclays y Citi hace varios meses, 20 veces el ebitda previsto para 2025. "Esto supone una prima del 100% frente a los comparables españoles en energías renovables, debido a las reciente rebaja en las recomendaciones del sector", afirma. Resulta paradójico que Bank of America es uno de los bancos coordinadores de la otra gran salida a Bolsa en renovables que aguarda el mercado, la de la filial de Acciona.

Tal y como publicó el lunes este periódico, no solo Bank of America, sino también otros bancos de inversión aconsejan a Repsol que eche el freno a su plan. Su consejo es que venda ahora una participación minoritaria de su filial renovable a un fondo. Y que incluya un compromiso para sacar la compañía a Bolsa en los próximos dos años, cuando la petrolera haya podido dar muestra al mercado de que también es capaz de poner megawatios solares o eólicos en marcha.

Pese a todo, Bank of America considera que el mercado ya está poniendo en precio una recuperación del margen de refino en 2022. Su rentabilidad por dividendo del 5,6% para este año se sitúa en la parte inferior del periodo 2015-2021, pero aún sirve como soporte para el precio de sus títulos, afirma. Además, en relación con lo ofrecido por otras empresas del sector, tan solo tiene un descuente del 0,6%, en la parte inferior del periodo 2015-2020.

La firma ve un riesgo al alza de una persistente debilidad del margen de los destilados medios durante 2021 mientras que la demanda del combustible destinado a la aviación no volverá los nievles previos a la pandemia hasta 2024, según las estimaciones de la Agencia Internacional de la Energía y Bank of America. Todo ello podría penalizar a Repsol puesto que el 53% de su producción aún es de destilados medios.

Por último, la firma subraya que la elevada rentabilidad de los títulos de Repsol coincidió con el anuncio y la puesta en marcha del plan de recompra de acciones al 2,48%. Un sorporte al precio de sus títulos que finalizó el 6 de abril, al completarse dicho plan. Bank of America no espera que Repsol inicie otra recompra de acciones antes del segundo semestre de 2022.

Normas
Entra en El País para participar