Operaciones

La CNMV arranca el trámite de la opa de MásMóvil por Euskatel

El supervisor admite la oferta de la teleco controlada por Cinven, Providence y KKR

Meinrad Spenger, consjero delegado de MásMóvil.
Meinrad Spenger, consjero delegado de MásMóvil.

La opa de MásMóvil por Euskatel ha comenzado su tramitación en la CNMV, según ha comunicado el supervisor este martes en una nota. La oferta es a 11,17 euros por título, que valora la operadora vasca en unos 2.000 millones de euros, que la compañía que dirige Meinrad Spenger pagará a golpe de crédito. En teoría, el plazo del organismo que dirige Rodrigo Buenaventura par dar luz verde al folleto de la operación es de 20 días hábiles, aunque en la práctica este es ilimitado, porque el reloj se reinicia cada vez que se entregue documentación al supervisor.

En teoría, el plazo del organismo que dirige Rodrigo Buenaventura para dar luz verde al folleto de la operación es de 20 días hábiles, aunque en la práctica este es ilimitado, porque el reloj se reinicia cada vez que se entregue documentación al supervisor. Después, llegará el plazo de aceptación, que puede oscilar entre los 15 y los 70 días. En todo caso, antes de que el folleto reciba luz verde del supervisor, la operación ha de ser autorizada por el Consejo de Ministros en virtud del decreto puesto en marcha con el estado de alarma por el Covid que exige autorizaciones para comprar más del 10% de una empresa estratégica. Así, el plazo que se prevé para dar por concluida esta integración, que reforzará la posición de MásMóvil como cuarta teleco nacional es el cuarto trimestre.

El precio está por encima de los 9,5 euros con los que Euskaltel salió a Bolsa en 2015, y al que se fijó las posteriores adquisiciones de la gallega R y la asturiana Telecable, controlada por Zegona, que también recuperará su inversión. Ayer, Euskaltel cerró a 11,08 euros por título, de manera que el precio de la opa supone una escueta prima del 0,8%.

MásMóvil tiene la operación prácticamente garantizada. La oferta cuenta ya con el compromiso de aceptación de sus principales accionistas, que representan el 52,32% del capital: Zegona, Kutxabank y Alba. Solo se podrían desdecir de su palarab pagando un 15% del importe de la oferta. Euskaltel, por lo pronto, ha paralizado la venta del 49% de su red de fibra. El objetivo del comprador, en principio, pasa por ejecutar esa venta para rebajar el apalancamiento de la compañía, pero una vez concluida la operación.

La operación se pagará al 100% con un crédito por los 2.000 millones y, por supuesto, el comprador habrá de asumir la deuda del adquirido, de unos 1.500 millones, que deberá refinanciar para alinear su vencimiento con los del resto del pasivo de Más Móvil, en el entorno de los siete años, frente a los 3,6 años de la teleco vasca.

BNP Paribas, Goldman Sachs, Barclays, Banco Santander y Deutsche Bank y son el quinteto que financiará la compra. Las tres primeras entidades, además, han actuado como asesores financieros de MásMóvil.

Por su parte, Euskaltel comunicó ayer que ha contratado a JPMorgan como asesor. Citi también trabaja para la teleco vasca.

 

Normas
Entra en El País para participar