MásMóvil lanza una opa de 2.000 millones por el 100% de Euskaltel

La oferta, calificada de amistosa, cuenta con la aceptación del 52,3% del capital

BNP Paribas, Santander, Barclays, Deutsche Bank y Goldman Sachs financian la operación

Sacudida en el sector español de las telecos. MásMóvil ha anunciado este domingo ante la CNMV el lanzamiento de una oferta pública de adquisición (OPA) por el 100% de las acciones de Euskaltel a través de la sociedad KaixoTelecom. Con ello, la teleco controlada por Cinven, KKR y Providence busca dar un salto exponencial en los servicios y soluciones a clientes residenciales y de empresa especialmente en el norte del país, donde Euskaltel cuenta con 840.000 clientes.

En un comunicado, la teleco explica que la opa es a 11,17 euros por acción, lo que supone una prima del 26,8% respecto al precio medio ponderado de las acciones en los últimos seis meses. El importe máximo a desembolsar se acerca a los 2.000 millones. El precio, además, está por encima de los 9,5 euros con los que Euskaltel salió a Bolsa en 2015, y al que se fijó las posteriores adquisiciones de la gallega R y la asturiana Telecable, controlada por Zegona, que también recuperará su inversión.

Euskaltel opera como tal en el País Vasco, lo hace con la marca R en Galicia y Telecable en Asturias. Además, a través de la marca Virgin telco, Euskaltel ha iniciado recientemente su estrategia de expansión nacional. De materializarse la oferta, MásMóvil comenta que reforzará su posición como el operador de mayor crecimiento del mercado de las telecomunicaciones en España.

En principio, MásMóvil tiene la operación prácticamente garantizada. La oferta cuenta ya con el compromiso de aceptación irrevocable de sus principales accionistas, que representan el 52,32% del capital: la citada Zegona, Kutxabank y Alba.

La oferta está condicionada a lograr la aceptación de al menos un 75% más una acción del capital y a que obtenga todas las autorizaciones de competencia y regulatorias oportunas que se describen en el anuncio. A pesar de que la oferta no es una OPA de exclusión, la sociedad oferente tiene intención de promover la exclusión de negociación de las acciones de Euskaltel de las Bolsas de Valores.

MásMóvil ha contado en este proceso con el asesoramiento legal de Clifford Chance, Castañeda Abogados y Evergreen Legal, y han actuado como asesores financieros BNP Paribas, Goldman Sachs y Barclays. Por su parte, Euskaltel ha contado con Citigroup Global Markets Europe AG, como asesor financiero, y con Uría Menéndez, como asesor legal.

La operación ha sido financiada por un sindicato de bancos entre los que figuran BNP Paribas, Banco Santander, Barclays, Deutsche Bank y Goldman Sachs.

MásMóvil señala que, de llevarse a cabo la operación, mantendrá el empleo, las marcas Euskaltel, Telecable, R y Virgin, y las sociedades Euskaltel y MásMóvil Ibercom continuarán teniendo su sede social en Euskadi, mientras que R Cable y Telecable Telecomunicaciones, la suya en Galicia.

La operadora parece querer establecer lazos con las administraciones vascas, que siempre han defendido que Euskaltel debería permanecer como un grupo local, y evitar la posible tormenta política que se pudiera originar. De hecho, Kaixo significa hola en Euskera. La propia Euskaltel, bajo la dirección de José Miguel García y con Zegona como primer accionista, reimpulsó el equipo ciclista Euskaltel, que siempre ha tenido un amplio reconocimiento en la comunidad autónoma vasca.

Cuarto operador

Con esta nueva operación, MásMóvil asegura que se consolida como cuarto operador del mercado de las telecomunicaciones en España creando un proyecto industrial sólido y de crecimiento, que permitirá ampliar y complementar su presencia geográfica, para continuar liderando el crecimiento del mercado de las telecomunicaciones en España.

Además, según MásMóvil, las dos compañías son muy complementarias en activos de infraestructura a nivel geográfico, ya que combinan la focalización regional de Euskaltel con la excelente dinámica de crecimiento en todo el territorio nacional de la operadora que dirige Meinrad Spenger.

Del mismo modo, MásMóvil indica que este proyecto con vocación inversora permitirá acelerar las inversiones necesarias a nivel nacional en red -fibra óptica y 5G-, que repercutirán en beneficio del consumidor con una mayor aceleración en la disponibilidad de estas nuevas tecnologías y en el nivel de satisfacción de sus clientes.

La suma de MásMóvil junto a Euskaltel dará lugar a un grupo con cerca de 14 millones de líneas, unos ingresos estimados de aproximadamente 2.700 millones de euros, 26 millones de hogares conectados con fibra, y más de 1.500 empleados, con fuerte presencia en todo el territorio nacional y capaz de afrontar las fuertes inversiones necesarias para seguir compitiendo en el mercado español de las telecomunicaciones.

La teleco ha señalado que la operación permitirá “acelerar las inversiones en infraestructuras necesarias en el contexto actual y que redundarán en beneficio de los consumidores españoles”. El desarrollo del 5G y de la fibra óptica son los grandes desafíos.

Respaldo de Kutxabank y Alba

Desde Kutxabank han manifestado que no ha sido una operación "ni buscada ni que se necesite". La entidad no va a sumar la desinversión a su cuenta de resultados, al estar su porcentaje accionarial en Euskaltel por debajo del 20%, pero sí le servirá para ampliar su posición de capital al reducir los riesgos de exposición al mercado.

El banco considera que MásMóvil es el mejor socio para la sostenibilidad a futuro de Euskaltel, al configurar un grupo que se sitúa entre los tres primeros del sector en España. La matriz de MásMóvil, Lorca JVCO Limited seguirá contando con un 11% de accionistas locales, entre ellos los fundadores de Ibercom, y la familia Ibarra Caraga. Uno de estos empresarios es José Poza, fundador de Ibercom. Este hombre de negocios y los responsables de MásMóvil lanzaron el pasado verano la operadora local Guuk para competir con Euskaltel en Euskadi y Navarra. Unos proyectos sobre los que ahora se abren nuevos interrogantes con el cambio de escenario.

Corporación Financiera Alba, por su parte, ha comunicado a la CNMV que se ha comprometido a vender 19,6 millones de acciones, un 11% del capital.

Normas
Entra en El País para participar