El auge del comercio electrónico alimenta el alquiler industrial

Ha aumentado la demanda con la fórmula de renting flexible

Vehículos industriales de ALD Automotive en su centro de Leganés (Madrid)
Vehículos industriales de ALD Automotive en su centro de Leganés (Madrid)

Mientras la implantación del teletrabajo ha provocado un enfriamiento de la demanda de turismos, el incremento de la actividad de servicios esenciales y a domicilio ha propiciado un aumento de vehículos industriales bajo la fórmula del renting flexible. “De hecho, la incertidumbre está generando que muchas empresas que hasta ahora tenían flotas en propiedad opten por esta modalidad que no exige grandes inversiones ni compromisos a largo plazo”, comenta Eduardo González de la Rocha, director comercial de Northgate.

Las furgonetas pequeñas y medianas tipo furgón son los modelos de mayor tirón, si bien se busca más la incorporación de elementos accesorios adaptados a cada actividad. “También hemos identificado un mayor interés por el vehículo isotermo y frigorífico, debido al auge de la distribución”, apunta González de la Rocha.

Lo cierto es que el sector de los vehículos industriales ha sido el menos afectado por la pandemia en el conjunto de las matriculaciones de renting en 2020: mientras los registros totales caían un 30,9%, los industriales lo hacían un 21,6%, según la Asociación Española de Renting de Vehículos (AER). Los últimos datos disponibles, acumulados a febrero de 2021, muestran que los vehículos industriales de más de 3,5 toneladas son los únicos que aumentan sus matriculaciones en relación con el mismo periodo de 2020.

Queda mucho aún para que las flotas estén electrificadas en su totalidad

“Hasta el pasado mes de febrero, el renting había matriculado 414 vehículos industriales, frente a los 381 registrados en el mismo periodo de 2020; es decir, experimenta un crecimiento del 8,6%, en un contexto de caídas generalizadas. Entretanto, en el conjunto del mercado, este segmento cae un 4,1%”, explica José Martín Castro Acebes, presidente de la AER. Y añade: “La reducción de actividad ha impactado también en el registro de este tipo de vehículos, pero de forma más leve que en el de derivados o el de turismos. Una posible causa es que la necesidad de transporte de mercancías no ha cesado en estos meses y, además, ha sido primordial dar soporte a los servicios esenciales”.

José Ramón Calvo Criado, director general de Alquiber, confirma que se ha producido un importante crecimiento de la demanda con la fórmula de renting flexible. “Es un producto que se adapta a la perfección en momentos de incertidumbre. El cliente realiza un pago por uso durante el periodo que necesita a una cuota fija sin sorpresas, con todos los servicios incluidos: seguro, mantenimiento, gestión documental, multas, ITV...”. Alquiber se ha marcado como objetivo para 2021 crecer por encima de los dos dígitos.

Furgonetas de Northgate.
Furgonetas de Northgate.

Coches eléctricos

En cuanto a la incorporación de automóviles no contaminantes, Rosa Perarnau Codina, directora comercial de Fraikin, resalta que queda mucho para que las flotas industriales estén electrificadas: “La oferta de los fabricantes es muy escasa. Hay vehículos pequeños, tipo furgoneta, aunque con una autonomía reducida (media de 100 km), por lo que se usan para distribución urbana. En vehículos pesados, hay algún modelo, pero con la misma limitación de kilometraje. Para estos últimos, la solución más adecuada es el gas natural, por coste y por autonomía”.

Mientras los registros totales de renting cayeron un 31% en 2020, los industriales bajaron un 21,6%

Por su parte, Manuel Orejas, director de marketing y desarrollo de negocio de Arval, cree que el mercado e-LCV (vehículos comerciales ligeros eléctricos) ha tenido una evolución limitada por la escasa gama de productos y las modestas prestaciones. “Pero este panorama va a cambiar muy rápido con las novedades que se presentaron en 2020 y las previstas para 2021 y 2022. Sin duda, este aumento de la oferta va a acelerar la transición energética del sector”.

De cara a la evolución del negocio en los próximos meses, Jesús Jimeno, director comercial de corporate de ALD Automotive, afirma: “La demanda de vehículos industriales va a seguir creciendo, tanto por el contexto actual, con el auge del comercio electrónico y la logística, como por los servi­cios implementados para las empresas, donde la flexibilidad y la adaptabilidad de las flotas de renting son esenciales para este tipo de clientes”.

Un año difícil

Flota de furgonetas y camiones de Alquiber.
Flota de furgonetas y camiones de Alquiber.

Previsiones. Estamos ante un año difícil; sin embargo, el segmento de los vehículos industriales ha crecido un 8,6% hasta febrero, argumenta José Martín Castro Acebes, presidente de la AER: “Este es un buen indicio para pensar que la evolución de estos vehículos será buena”.

Flexibilidad. El director comercial de Northgate, Eduardo González de la Rocha, afirma que se está recuperando un volumen de negocio en valores previos a la pandemia. “La apuesta del mercado por la flexibilidad ha venido para quedarse y somos optimistas en cuanto al crecimiento que va a tener el renting flexible en el vehículo industrial frente a la alternativa de la propiedad”, resume.

Normas
Entra en El País para participar