Alimentación

Deoleo se vuelca en EE UU tras ganar allí cuatro veces más que en España pese al arancel

Busca extender su presencia al sudeste y costa oeste del país

Deoleo Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Deoleo empieza a obtener importantes resultados en su apuesta norteamericana. La compañía aceitera tuvo en este mercado, señalado como estratégico para su futuro, su principal vía de generación de ingresos y de rentabilidad en 2020, pese a las amenazas que se cernían sobre el mismo. Además, apuesta por seguir extendiendo su presencia allí.

Los aranceles impuestos por la antigua Administración Trump al aceite de oliva envasado en España, al que castigó con un gravamen adicional del 25%, suponían un importante riesgo, como reconocía la compañía hace un año en el folleto de su última ampliación. Pero estos acabaron por no tener efecto alguno en Deoleo, dueña de marcas como Carbonell, Koipe, Bertolli o Carapelli, que pudo sortearlo sin necesidad de instalar plantas productivas en EE UU, lo que se contempló, pero que se descartó por su alto coste.

Lo hizo gracias a su capacidad de compra de aceites en países como Portugal, Grecia, Túnez o Chile y Argentina, explican fuentes de la compañía. Además sus dos principales marcas en EE UU, las italianas Bertolli y Carapelli, estaban exentas de cualquier gravamen extra. Sí Carbonell, con la que también vende en ese país. En su caso Deoleo mantuvo el embotellado en España y subió sus precios, aunque su volumen en EE UU es menor a las otras dos enseñas.

Ahora el arancel está temporalmente suspendido, lo que no ha tenido efectos palpables, aunque las fuentes consultadas explican que su suspensión definitiva permitiría “abrir una oportunidad a todo el sector” español y, en el caso de Deoleo, también hacer crecer a Carbonell.

La compañía que preside Ignacio Silva obtuvo en su unidad norteamericana un beneficio de 36,6 millones de euros, según consta en las cuentas que la compañía entregó a la CNMV. Una cifra que supone más que triplicar el resultado del año anterior en esa zona geográfica y cuadriplicar el beneficio que Deoleo obtuvo en España, que fue de 9,6 millones. En Italia, su tercer mercado, este fue de 6 millones.

EE UU representa entre el 80% y el 85% de los ingresos de esa geografía, que ascendieron a 177,3 millones, un 50% más. Con estos datos se extrae un margen de beneficios sobre ventas en Norteamérica del 20% por el 6% de España, lo que pone de relieve el importante margen que Deoleo consigue allí.

El norteamericano, pero sobre todo EE UU, es un enclave funcamental para la compañía por el crecimiento potencial que el consumo de aceite de oliva tiene en su población, además de por su rentabilidad.

En ese país Deoleo ganó 2,8 puntos de cuota el año pasado y superó el 15%, y la compañía ve espacio para seguir creciendo. Desde esta se destaca el trabajo hecho en los dos últimos años para tener relaciones directas con los principales retailers de EE UU, gigantes como Walmart o Costco, en los que está presente en zonas de la costa este del país. También ha incrementado la publicidad con Bertolli.

El objetivo es ahora crecer en el sudeste del país y llegar a la costa oeste, además de entrar en nuevos operadores. “Tenemos una gran oportunidad de penetración”, dicen desde la empresa. Esta, además, reforzará su estructura comercial en el país. El salto de ventas de 2020, conseguido por el mayor consumo doméstico provocado por la pandemia, supone la plataforma de salida.

Una “guerra de precios” que parece suavizarse

Competencia. Además de recalcar la improtancia que tiene EE UU para Deoleo, la compañía aceitera ha venido insistiendo en los perjuicios que tiene para el sector español entrar en una guerra de precios en ese mercado, donde los márgenes del aceite de oliva dan una gran oportunidad de negocio. “Es muy interesante en términos de rentabilidad”, señalaba en el folleto de su última ampliación de capital, hace un año, en el que decía que “algunos competidores en los últimos años han venido mostrando una política agresiva de precios bajos cuyo efecto no ha incentivado el consumo” allí. Desde Deoleo se señala que la situación actual es “mejor” y que los operadores están trabajando en “valorizar” el producto.

Normas
Entra en El País para participar