Supervisión

El BCE pide detalles a Deutsche y BNP Paribas de su riesgo en hedge funds tras la quiebra de Archegos

El supervisor ya ha reconocido que es necesaria más regulación financieras tras el suceso

El BCE pide detalles a Deutsche y BNP Paribas de su riesgo en hedge funds tras la quiebra de Archegos
Efe

El BCE, la autoridad responsable de la supervisión de los grandes bancos de la zona euro, ha solicitado a las entidades financieras información adicional sobre su exposición a los hedge fund después del reciente colapso de Archegos Capital Management, que ha causado multimillonarias pérdidas a Credit Suisse.

Las peticiones de información se han centrado en Deutsche Bank y BNP Paribas y son una práctica habitual después de acontecimientos como la quiebra de Archegos, según fuentes financieras que cita la agencia Bloomberg. Así, todos los bancos de la zona euro bajo la supervisión del BCE con una exposición a hedge funds están ahora bajo especial escrutinio.

El colapso de Archegos, una desconocida family office de que operaba en EE UU con un elevadísimo grado de apalancamiento, ha causado pérdidas de hasta 10.000 millones de dólares a entidades financieras, según cálculos de JP Morgan. El banco más damnificado ha sido sin duda Credit Suisse, que ha provisionado 4.400 millones de francos suizos, 3.980 millones de euros por la implosión de dicho fondo, para el que Credit Suisse actuaba como broker y financiador. Además, ha recortado el dividendo y despedido a altos directivos. 

Deutsche Bank también tenía posiciones en Archegos por millones de euros pero las deshizo con rapidez, evitando las pérdidas que sí han sufrido otras entidades. En cualquier caso, la quiebra de Archegos ha puesto de manifiesto la necesidad de regular más estrechamente la industria de los hedge funds, en especial en lo relativo a la actuación de los family office.

La miembro del Comité Ejecutivo del BCE Isabel Schnabel alertó la semana pasada de que el colapso del fondo podría haber tenido muchos más efectos de contagio hacia otros actores financieros y "muestra que todavía hay considerables brechas en la regulación de los fondos". La alemana explicó que Archegos era un 'family office', por lo que únicamente gestionaba el patrimonio de una sola persona. Al no haber otros inversores involucrados, los requerimientos y las obligaciones de información eran menos exigentes.

Normas
Entra en El País para participar