El FMI eleva el crecimiento de España al 6,4%, a la cabeza de la recuperación global junto a EE UU

El Fondo eleva medio punto el avance del PIB español en 2021, tras ser la economía avanzada que más retrocedió en 2020, pero asume que el paro seguirá subiendo

Sánchez anticipa que el Plan de Recuperación se aprobará en el Consejo de Ministros del próximo martes

Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI.
Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI.

La economía española liderará la recuperación económica mundial de la crisis del Covid-19 en 2021 creciendo a la par que Estados Unidos, un 6,4% que supone una revisión de medio punto al alza para España, según la actualización de previsiones económicas que publicará hoy el Fondo Monetario Internacional y que ha anticipado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras el Consejo de Ministros de este martes.

En concreto, el FMI calcula que tras protagonizar el mayo retroceso de PIB de las economías avanzadas en 2020, con una caída del 11%, la actividad repuntará un 6,4% este año, frente al 5,9% que estimó en su anterior previsión, mientras que mantiene la proyección de que la avanzará un 4,7% en 2022. A partir de ahí, la recuperación económica seguirá perdiendo velocidad hasta situarse en un alza del 1,4% para 2026.

Las previsiones económicas publicadas por el Fondo Monetario Internacional incorporan el impacto de las ayudas europeas para el periodo 2021 a 2024, por lo que contrastan con la expectativa del Gobierno español de que el PIB crecerá un 7,2% inercial y hasta un 9,8% gracias al apoyo de las subvenciones comunitarias.

En este sentido, Sánchez ha admitido que el Gobierno está dispuesto a revisar sus proyecciones tras el impacto de la tercera ola en enero y febrero, si bien se ha mostrado confiado en el efecto positivo del Plan de Recuperación, que ha anticipado que prevé aprobar en el Consejo de Ministros del próximo martes.

En cuanto a la revisión al alza del FMI, el presidente del Gobierno ha explicado que esta mejora en las previsiones económicas españolas tiene que ver, de una parte, con el efecto positivo a escala global del nuevo paquete de estímulos aprobado por EE UU bajo el mandato de Joe Biden, y, de otra, con los avances en la campaña de vacunación. En este sentido, el presidente ha prometido alcanzar un 70% de población inmunizada a finales de verano.

Comparativa global

En términos comparativos, el aumento de PIB español estimado para este año destaca entre todo el resto de economías desarrolladas, siendo solo igualado por el de Estados Unidos, que también crecería un 6,4% en 2021.

En conjunto, la economía mundial lo haría un 6%; las economías avanzadas un 5,1%; la zona euro, un 4,4%; Alemania, un 3,6%; Francia, un 5,8%; Italia, un 4,2%; Reino Unido, un 5,3%; Japón, un 3,3%; y Canadá un 5%.

Distinto es el caso de las economías emergentes, con crecimientos del 6,7% de promedio, liderados por el 12,5% esperado para India (que en 2020 se dejó un 8%); y el 8,4% en China (que ya creció un 2,3% el año pasado).

Demanda, paro, precios e inversión

Las perspectivas del Fondo se sustentan en la previsión de que la demanda interna crecerá un 4,5% este año, tras ceder un 6,5% en 2020, y aportará otro 2,3% en 2022. En el caso del consumo privado, la debacle fue del -12,4% el año pasado y la recuperación de este año será del 6%, pasando al 3,3% el próximo ejercicio.

Por su parte, el consumo público, que habría crecido un 4,5% en 2020, seguirá aumentando un 3,9% este año y se moderará al 0,4% en 2022. La inversión, como formación bruta de capital fijo, pasaría a crecer un 8,9% este ejercicio, tras despeñarse un 12,4% el pasado, y aumentaría un 7,5% en 2022.

En el terreno laboral, el FMI estima que tras crecer del 13,8% al 15,5% a cierre de 2020, la tasa de paro escalará al 16,8% este año y se suavizará en 2022 para acabar en el 15,8%. En este campo, el Fondo subraya que los expedientes de regulación temporal del empleo (ERTE) han sido una herramienta clave en la contención de los niveles de desempleo generados por la crisis del Covid-19, como lo han sido programas similares en otros países. Dado el impacto estructural de la pandemia, los riesgos de automatización y la reducción del teletrabajo una vez pase la emergencia, el FMI insta a los países a mejorar la empleabilidad de sus trabajadores impulsando programas de formación y generando puestos de trabajo en el ámbito medioambiental.

Volviendo a España, en el caso de los precios de consumo, el Fondo apunta a que tras el retroceso del 0,3% en 2020, España encarará un alza de un punto en 2021 y de 1,3 puntos en 2022. Para 2026, el avance interanual será del 1,7%.

El informe del FMI tiene en cuenta las medidas legislativas aprobadas en España en respuesta a la crisis del Covid-19 así como las alzas de pensiones y salarios públicos, la creación del ingreso mínimo vital y los cambios tributarios aprobados hasta la fecha, pero no proyectan más modificaciones a partir de 2022 a falta de que se concreten.

Normas
Entra en El País para participar