Telecos

MásMóvil se guarda la carta de volver a la Bolsa tras la compra de Euskaltel

La teleco se compromete a no vender las acciones de la operadora vasca en dos años salvo si lanza una OPV o es la diana de una oferta de compra

El consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger.
El consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger. EFE

MásMóvil se compromete en su opa por Euskaltel a 11,17 euros por acción, que valora la compañía en 1.995 millones de euros y que pagará con créditos, a no vender la operadora vasca en un plazo de dos años a un precio superior al que ha pagado. Pero hay dos asteriscos en esta restricción: si la propia MásMóvil es comprada o si vuelve a salir a Bolsa.

La teleco que dirige como consejero delegado Meinrad Spenger tiene previsto excluir de Bolsa a Euskatel, que debutó en el mercado el 1 de julio de 2015 a 9,5 euros por acción, a imagen y semejanza de lo que los fondos Cinven, KKR y Providence hicieron con la propia MásMóvil el pasado 15 de noviembre, después de que triunfara la opa a 22,5 euros por título. La compañía salió del parqué después de un exitoso trayecto que arrancó en el antiguo Mercado Alternativo Bursátil (MAB), hoy BME Growth, el 30 de marzo de 2012.

EUSKALTEL 11,06 -0,36%

Dos años más tarde, Ibercom y MasMóvil llegaron a un acuerdo por el que integraban sus negocios. A partir de ahí, mediante ampliaciones de capital y adquisiciones (compró activos de Jazztel tras ser absorbida por Orange en agosto de 2015, mientras que en julio de 2016 se hizo con Yoigo y dos meses después con PepePhone), MasMóvil fue creciendo.

Tras cinco años en  BME Growth, la operadora dio el salto al mercado continuo el 14 de julio de 2017, fecha en la que se cotizaba a 10,8 euros. Entró en el Ibex el 24 de junio de 2019. Y un año después, los fondos de capital riesgo lanzaron una opa a 22,5 euros por acción, que ha sido recurrida por el fondo activista Polygon, y para la que la CNMV ha solicitado un informe adicional para validar el precio.

Ya en el folleto de la opa lanzada por Cinven, KKR y Providence se anticipaba la posible vuelta al mercado de MásMóvil. El modus operandi de los private equity no es ningún secreto. Compran, ponen en orden la compañía para que esta maximice su valoración y después venden. Una posible salida, especialmente cuando la compañía es de dimensiones notables, es la Bolsa.

Así, los fondos cuentan con una cláusula en la que abren la puerta a realizar una OPV de la cuarta teleco española a partir de 2024. “Entre el cuarto y el sexto aniversario de la liquidación de la oferta (...) pueden comenzar una oferta pública inicial (OPV)”, señala el folleto de la operación. Siempre que haya acuerdo al menos entre dos de los tres private equity. A partir de 2026, solo será necesario que uno de los fondos decida activar ese posible redebut.

Ahora, en el anuncio de la oferta sobre Euskaltel por casi 2.000 millones que pagará a golpe de crédito, sin ampliar capital, se vuelve a mencionar la posible salida al mercado de MásMóvil. El comprador se compromete a no vender (...) las acciones de Euskaltel a un tercero a un precio por acción superior al finalmente abonado a los accionistas vendedores en el marco de la oferta en el plazo de dos años desde la liquidación de la misma. Pero añade una coletilla que anula lo anterior en dos casos concretos: "Dicha restricción no será de aplicación en caso de una eventual venta o salida a Bolsa de MásMóvil".

Normas
Entra en El País para participar