El Ibex salva los 8.400 pese a la penalización de Repsol y la banca

El barril de Brent retrocede mientras siguen los trabajos para desbloquear el Canal de Suez

La Bolsa
Interior del Palacio de la Bolsa Europa Press

La cuarta ola de Covid tensiona de nuevo Europa, que registra un repunte de los contagios y teme que este se incremente con las vacaciones de Semana Santa, al tiempo que observa cómo la evolución de la vacunación no coge velocidad. Con ello, los parqués europeos han registrado una nueva sesión en rojo que ha mejorado al tiempo que Wall Street cambiaba las caídas de su apertura por ligeras subidas. El Ibex 35, que ha llegado a caer alrededor de un 1,5%, se ha moderado al cierre, con un descenso del 0,41% que le mantiene por encima de la cota de los 8.400 puntos.

El Ibex se ha visto muy penalizado por las caídas de Repsol (-3,4%) y de la banca, que han estado lideradas por Sabadell, con un descenso del 2,95%. CaixaBank y Bankia han perdido un 2% y BBVA, un 0,9%, y Santander, un 0,8%. No obstante, el valor más bajista ha sido Solaria, que ha cedido un 7%. En el lado de las subidas, Grifols y Cie se han situado a la cabeza, con ascensos del 1,6% y el 1,9%, respectivamente.

En el resto de los parqués del Viejo Continente, las caídas se han moderado con mayor intensidad, hasta cerrar prácticamente en tablas el Dax, el Cac y el Ftse Mib. El parqué londinense, sin embargo, ha perdido un 0,6%. Wall Street ha cerrado la negociación con subidas moderadas.

La extensión de los contagios por las nuevas variantes de Covid ha hecho que los países europeos restrinjan la movilidad. El número de muertes semanales por Covid-19 en el mundo ha aumentado un 3% tras mes y medio de descensos, según la OMS, mientras el número de casos confirmados también crece. No obstante, la canciller alemana, Angela Merkel, revocó la paralización de la actividad publica y económica para la Semana Santa por la pandemia y asumió el "error" por la decisión que fue muy cuestionada incluso en su propio partido. Por su parte, Francia endurecerá las restricciones en una serie de departamentos, Bélgica ha cerrado muchos negocios considerados no esenciales, y en Italia está prohibido viajar entre regiones al menos hasta el 27 de marzo.

En el foco también se encuentra el proceso de vacunación y las negociaciones para aumentar el número de dosis disponibles en la UE. La Comisión Europea endureció ayer los mecanismos de control de las exportaciones de vacunas del Covid-19, mientras aumenta la tensión en Rein Unido por las vacunas fabricadas dentro de la UE y que se van a la isla mientras hay escasez en la unión.

En los últimos días los inversores se habían decantado por los valores de corte defensivo y por los tecnológicos, pero ayer fueron estos valores-sectores los penalizados, mientras que los cíclicos se vieron favorecidos. "Es difícil explicar estas bruscas rotaciones sectoriales, que lo único que demuestran, en nuestra opinión, es que, tras las fuertes alzas experimentadas por las bolsas occidentales en los últimos meses, los inversores no tienen muy claro por qué apostar a partir de ahora", sostienen desde Link Securities, que creen que, "aunque en el corto plazo puedan persistir las dudas, en el medio/largo plazo serán los valores más ligados al ciclo económico los que saldrán más beneficiados cuando se abran definitivamente las economías".

En el mercado de las materias primas, el petróleo Brent ha caído un 3,94% después de subir ayer casi un 6%. Se mantienen los trabajos por desbloquear el Canal de Suez, sin tráfico desde ayer después de que un buque que transportaba contenedores encallara.

En renta fija, la rentabilidad del bono de EE UU a 10 años sube después de tres días consecutivos de caídas y se sitúa en torno al 1,62%. El bono español, por su parte, cae al 0,268% frene al 0,275%.

Normas
Entra en El País para participar