Informe del Banco de España

La precariedad laboral hace que los españoles paguen sus créditos personales más caros

En el 23% de los hogares españoles con deudas pendientes, la persona de referencia es inactiva o desempleada, seis puntos más que en otros países europeos analizados

Fachada del Banco de España.
Fachada del Banco de España.

El Banco de España ha constatado hoy que los intereses de los nuevos créditos no destinados a la compra de vivienda que pagan los residentes españoles están en el entorno del 8%, por lo que son más elevados que los que abonan lo ciudadanos del resto de países de la Unión Europea. Esto obedece, según este análisis, a dos causas: por un lado, a las características de los propios endeudados, cuya probabilidad de perder el empleo es mayor que en Francia o Alemania; y, en segundo lugar, por motivos regulatorios, disnto grado de competencia entre entidades u otros factores.

Para llegar a esta conclusión los investigadores del Banco de España, Cristina Barceló, Ernesto Villanueva y Elena Vozmediano han manejado la Encuesta sobre la Situación Financiera y el Consumo de los Hogares del Eurosistema que recoge información de la riqueza, las deudas y las rentas de los hogares en estos países. Esta muestra indica que los endeudados españoles tienen "menos activos y una mayor probabilidad de estar desempleados" que los del resto de los países analizados (Francia, Alemania, Italia y Portugal).

"Una posible razón de los mayores tipos de interés en España es que, incluso cuando se comparan individuos empleados con características similares, el riesgo de perder el empleo es mayor en el caso de los hogares españoles que en el de los hogares alemanes y franceses, y, para un mismo nivel de renta, esta es más inestable que la de los hogares alemanes", resume este informe publicado hoy.

Así, se observa que en un 23% de los hogares españoles con deudas pendientes la persona de referencia es inactiva o desempleada, un porcentaje al menos 6 puntos porcentuales más que el resto de los países considerados.

Además, los hogares españoles endeudados percibían en 2017 —último año en el que la información está disponible— una probabilidad de perder su empleo o de cerrar su negocio entre 2 y 17 puntos porcentuales superiores a la reportada por los hogares alemanes y franceses.

En definitiva, los investigadores concluyen que los mayores tipos de interés pagados en España en este tipo de créditos son atribuibles a que los solicitantes tienen una "mayor probabilidad de experimentar retrasos en los pagos de deuda y caídas de renta en el futura" debido a la citada precariedad e inestabilidad de sus puestos de trabajo.

Así, explican que "las entidades financieras tienen en cuenta esta inestabilidad a la hora de fijar las condiciones crediticias, ya que los tipos de interés predicen tanto una mayor inestabilidad de la renta futura como retrasos en el pago de las deudas". Por tanto, continúan, la mayor inestabilidad de las rentas de los hogares ayuda a explicar el diferencial de los tipos de interés entre España y los países de nuestro entorno.

Créditos pendientes

Si se tienen en cuenta todos los créditos vivos pendientes y no solo los nuevos --que incluyen préstamos personales, líneas de crédito, anticipos y préstamos privados, y excluyen tarjetas de crédito y contratos de leasing-- se observa que en España los tipos de interés para estos instrumentos son superiores que en Francia, Alemania e Italia y, en este caso, solo los superan los de Portugal

Estas cifras reflejan cómo para una media de tipos de interés del 6,5% para estos préstamos pendientes (no solo los nuevos) los que se conceden a trabajadores temporales son medio punto superior (un 7%); si el solicitante está jubilado, los tipos son del 6,5% de media frente al 6,8% de otro tipo de inactivos o parados. Los más bajos los pagan los autónomos (5,8% de media), algo inferiores a los de los contratados de manera indefinida (6,4%).

Pero cuando se comparan las características de los hogares endeudados de España y Francia, por ejemplo, se observa que en ambos países los hogares en los que la persona de referencia tiene una situación laboral más desfavorable pagan tipos de interés más elevados. Así, los trabajadores con contrato temporal pagan mayores tipos de interés por sus préstamos que quienes tienen un contrato indefinido, tanto en España (7%, frente al 6,4%) como en Francia (5,83%, frente al 5,47%).


 

 

Normas
Entra en El País para participar