Calviño promete extender los ERTE y el apoyo a las empresas “todo lo que sea necesario”

La vicepresidenta económica esperará al cierre del trimestre para revisar sus previsiones económicas y confía en comenzar a licitar los proyectos con fondos europeos antes del verano

El Congreso convalida el decreto de las ayudas directas pero introducirá cambios

La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.
La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.

El plan de apoyo a la solvencia empresarial por 11.000 millones de euros concebido por el Gobierno para apuntalar el tejido productivo ante el alargamiento de la pandemia será convalidado hoy en el Congreso de los Diputados. En su defensa, la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha prometido que la batería de medidas de asistencia empresarial, incluyendo los ERTE, seguirá vigente “todo lo que sea necesario” para paliar los efectos de la crisis del Covid-19.

“Tenemos que seguir aplicando y apoyando esta batería de medidas, diez medidas que hemos puesto en marcha desde marzo del año pasado para apoyar a las empresas, a los autónomos, el empleo, las rentas de las familias de nuestro país”, ha dicho Calviño en su discurso, aseverando que se trata de un paquete de medidas “que seguirán estando disponibles durante el año 2021 y que se extenderán todo lo que sea necesario para seguir apoyando nuestro tejido productivo”.

Se trata, ha especificado de “las líneas de avales públicos, la ampliación de los plazos de carencia y de devolución para dar un mayor margen financiero y liquidez a las empresas, los ERTEs para pagar los salarios y las cotizaciones sociales de los trabajadores, la prestación extraordinaria para trabajadores autónomos, las moratorias en el pago de impuestos y cuotas de la Seguridad Social sin intereses, las moratorias para la devolución de créditos hipotecarios y no hipotecarios, y otros créditos públicos” y, ”desde ahora”, del fondo de ayudas directas a empresas que se presenta hoy ante el Parlamento.

La Cámara Baja votará hoy la convalidación de Real Decreto-ley impulsado hace dos semanas por el Consejo de Ministros que permitirá la creación de tres fondos: uno de 7.000 millones de euros en ayudas directas a empresas que hayan perdido un 30% de su facturación y que gestionarán las comunidades autónomas; otro de 3.000 millones para la reestructuración de créditos financiados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO); y uno de 1.000 millones para la recapitalización de pequeñas y medianas empresas.

El decreto se ha aprobado fundamentalmente con los apoyos de PSOE, Unidas Pdemos y ERC, la abstención de grupos como PP, Cs y PNV, y la única oposición de Vox para ser tramitado en el Parlamento. Esta vía permitirá abordar diversos cambios como una ampliación de los 95 subsectores de actividad a los que se dirigen ahora mismo las ayudas. Una modificación que, ante la presión empresarial, la propia vicepresidenta ha asumido como necesaria.

Revisión de las previsiones a la baja

El discurso de Calviño se produce solo dos días después de que el Banco de España haya advertido que el mal arranque económico del año, como consecuencia de la tercera ola del Covid-19, condenará al PIB al terreno negativo en este primer trimestre y rebaja las perspectivas de recuperación económica.

En concreto, el supervisor financiero rebajó del 6,8% al 6% su expectativa de crecimiento de la economía española, y rebajó de 1,3 a un punto la aportación que se logrará con las ayudas europeas en camino al asumir que el Gobierno solo logrará ejecutar un 55% de los fondos, frente al 70% que estimaba inicialmente.

La estimación contrasta con la previsión del Gobierno de que la economía crecerá un 7,2% inercial este año y un 9,8% gracias al empuje de las ayudas europeas. Sin embargo, el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, ya admitió este miércoles que el PIB español se encamina a una nueva caída este trimestre lo que previsiblemente obligará a revisar a la baja las expectativas oficiales.

A este respecto, Calviño ha aseverado esta mañana en Antena 3 que esperará a conocer el cierre de los tres primeros meses del año antes de abordar una revisión de sus previsiones de crecimiento, que serán actualizadas para Bruselas en abril.

En todo caso, la vicepresidenta económica ha aseverado que en el campo de la gestión de las ayudas europeas no está habiendo retrasos y que confía en poder comenzar a licitar los proyectos asociados a las ayudas comunitarias en el segundo trimestre, antes del verano.

Normas
Entra en El País para participar