Endeudamiento

Goldman da un 20% de probabilidades a un problema de sostenibilidad de la deuda en España

Eleva su estimación al 40% para la economía italiana

Goldman da un 20% de probabilidades a un problema de sostenibilidad de la deuda en España
Reuters

La sostenibilidad de la deuda soberana europea es ahora un tema secundario a la vista de la intensidad del apoyo monetario del BCE, dispuesto a absorber todo el endeudamiento al que están recurriendo los gobiernos de la zona euro para combatir la deuda y a garantizar un coste de financiación mínimo.

Pero en un momento de subida de rentabilidades, alentadas por mayores expectativas de inflación, Goldman Sachs advierte de que Italia y España son las grandes economías más sensibles. Y calcula una probabilidad de que haya problemas en la sostenibilidad de esa deuda soberana del 20% para España y del 40% para Italia. Su estimación parte de combinar tres grandes factores: el crecimiento económico real, los tipos de interés reales y la respuesta de la política fiscal.

Según el banco estadounidense, el efecto positivo en el mercado de la creación del fondo europeo de reconstrucción ya está de sobra descontado y advierte que la política monetaria del BCE tiene una importancia creciente para sostener los costes de financiación en los niveles actuales, “dejando menos margen para el error”.

Apunta además que la sensibilidad de la economía española e italiana a los tipos de interés reales es elevada, “lo que sugiere que incluso la credibilidad de una política comprometida con una futura senda de superávit puede verse desbaratada por una rápida subida de las rentabilidades”. Todo un aviso para el gobierno tecnócrata de Mario Draghi, al que los inversores han dado su plena confianza. Y un claro argumento para la inquietud del BCE ante las alzas de rentabilidad de la deuda.

“Italia y España son altamente sensibles a las variables del crecimiento y los tipos de interés reales, lo que sugiere que no se trata solo de la senda de la política fiscal lo que determina la sostenibilidad en estos mercados”, añade Goldman Sachs. Para Francia en cambio, la cuestión de la sostenibilidad de la deuda sí está mucho más vinculada a la política fiscal, dada una menor sensibilidad los factores del crecimiento, más estable en términos relativos en el caso francés, y a los tipos reales.

Goldman también apunta a que la reacción fiscal de Italia y España es ligeramente más receptiva ante unos niveles de endeudamiento más elevados que en Francia, consecuencia de que las políticas fiscales se suelen hacer más restrictivas cuando la ratio sobre PIB es más alta.

 

 

 

 

 

Normas
Entra en El País para participar