Tecnología

Samsung da por perdido su nuevo Galaxy Note de este año ante la escasez de chips

La compañía asegura que no cancela para siempre la familia Note, pero que debido al déficit de semiconductores mundial el calendario puede variar

 Logo de Samsung en instalaciones de la compañía en Seúl, Corea.
Logo de Samsung en instalaciones de la compañía en Seúl, Corea.

Samsung ha reconocido hoy que está sufriendo las consecuencias de una grave escasez de chips a nivel mundial. La compañía ha expresado su preocupación sobre esta situación que está impactando no solo en la industria de la automoción sino también en la de los teléfonos móviles y otros dispositivos tecnológicos como las consolas.

La multinacional surcoreana, uno de los mayores fabricantes de chips y de productos de electrónica de consumo del mundo, espera que la crisis represente un problema para su negocio el próximo trimestre, según ha dicho el CEO DJ Koh durante su reunión anual con inversores en Seúl, informa Bloomberg.

“Existe un grave desequilibrio entre la oferta y la demanda de chips en el sector de las TI a nivel mundial”, añadió el directivo, quien explicó que están trabajando con socios en el extranjero para resolver este problema y evitar posibles reveses en su negocio. El déficit en el suministro de chips se debe en gran parte al cierre de plantas de producción y a la reducción de la fabricación de los componentes necesarios como consecuencia de la pandemia por el Covid-19.

La situación ha provocado que las acciones de Samsung caigan hoy un 0,6% en la Bolsa de Seúl. También han retrocedido la de otros fabricantes asiáticos de chips como TSMC y SK Hynix.

Una consecuencia de la escasez de chips parece que será la cancelación de lanzamiento de varios terminales durante la segunda mitad de este año, y el nuevo modelo de smartphone Galaxy Note estaría entre ellos, aunque la compañía ha descartado que la familia Note se vaya a cancelar para siempre. “No es que no vayamos a lanzar nuevos productos [Note]. El calendario puede variar, pero nos estamos preparando para seguir haciéndolo el año que viene”, precisó Koh. Samsung suele lanzar su familia Note durante el mes de agosto.

En el mercado ya se había especulado con que Samsung iba a descontinuar esta familia, después de que el fabricante de móviles lanzara recientemente su primer Galaxy S (el Galaxy S21 Ultra) con un lápiz óptico S Pen, propio de los Note hasta ahora. Y lo achacaban a la poca diferenciación que habría ya entre la familia S y la Note y a que la compañía pretendía asignar más recursos a sus móviles plegables, una categoría que tiene sobre el papel mucho potencial de crecimiento.

La serie Note contribuyó con aproximadamente el 5% de los envíos de smartphones de Samsung en los últimos dos años, según estimaciones de IDC, pero representa una parte más significativa de sus ingresos puesto que se trata de una de las líneas de terminales más caras de la compañía.

Samsung no es la primera empresa que advierte del desabastecimiento de chips, un componente básico de una gran cantidad de dispositivos de consumo, entre ellos los ordenadores y los televisores. Otras compañías como Qualcomm (principal suministrador de chips para móviles), Taiwan Semiconductor Manufacturing Co (TSMC), Continental AG, Renesas Electronics e Innolux Corporation ya lo hicieron semanas atrás. Y fabricantes como Ford, Volkswagen, Toyota y Honda han tenido que retrasar algunos modelos o han perdido producción. La pandemia por el Covid-19 ha provocado una demanda sin precedentes de este componente.

Aunque los fabricantes de chips como Samsung y TSMC están haciendo un gran esfuerzo para solventar el déficit en el suministro de semiconductores, el CEO del gigante surcoreano reconoció que “es difícil decir que está resuelto al 100%”. En declaraciones a Bloomberg, MS Hwang, analista de Samsung Securities, advierte que la escasez de chips de Qualcomm AP producidos por TSMC está afectado a todos excepto a Apple, y añade que pronto los PC se verán afectados debido a la escasez de circuitos integrados de controladores de pantalla y que la rentabilidad de los televisores se verá afectada por el aumento de los procesos de los paneles LCD.

La agencia también destaca cómo la producción de chips de Samsung se vio impactada el pasado mes después de que su fábrica de chips de Austin (Texas) sufriera cortes de energía y aún no ha reanudado su producción completa.

 

Normas
Entra en El País para participar