Bolsa

El supervisor del mercado europeo retira la vigilancia extrema a los bajistas

Durante un año ha sido preciso informar de posiciones iguales o superiores al 0,1%. A partir del 19 de marzo solo habrá que notificar las de más del 0,2% del capital

Banderas europeas en la sede de la Comisión Europea en Bruselas.
Banderas europeas en la sede de la Comisión Europea en Bruselas. EFE

Los mercados van volviendo poco a poco a la normalidad un año después del arranque de la pandemia y de que los países cerraran a cal y canto sus economías para evitar la propagación del Covid-19. El supervisor de los mercados europeos, la ESMA, ha anunciado que no renovará su supervisión extrema a los inversores bajistas, aquella que obligaba a dar a conocer las posiciones cortas netas del 0,1% del capital de una empresa o superiores.

La ESMA tomó esa decisión el 16 de marzo de 2020, dos días después de que se declarara el estado de alarma en España, para monitorizar las posiciones bajistas en las cotizadas y expirará el próximo 19 de marzo. Una herramienta que ha sido prorrogada hasta la fecha en tres ocasiones distintas: junio, septiembre y diciembre del pasado año.

El supervisor europeo considera que la actual situación de los mercados financieros es muy distinta de "la situación de emergencia requerida por el reglamento sobre ventas en corto para mantener esta medida, ya que las previsiones del PIB muestran un moderado optimismo en la recuperación, una reducción de la volatilidad y los principales índices bursátiles de la UE se acercan a niveles previos a la pandemia". Es el caso del Dax alemán, que ha marcado recientemente máximos históricos y que se sitúa ya por encima de los niveles previos al estallido de la pandemia, mientras que el Cac francés y el Mib italiano ya se posicionan también por encima del nivel registrado hace 12 meses. No sucede así en el caso del Ibex, que pese a avanzar un 41% desde los mínimos registrados el año pasado no logra recuperar niveles preCovid.

La ESMA, además, apunta en un comunicado que el nivel general de las posiciones bajistas está cayendo en toda la UE, lo que, a su entender, "reduce el riesgo de que las presiones de venta puedan iniciar o exacerbar posibles desarrollos negativos relacionados con la evolución de la pandemia". El estallido de la pandemia llevó a supervisores nacionales como la CNMV a vetar todas las apuestas bajistas. En el mercado español el supervisor entonces presidido por Sebastián Albella optó en marzo del año pasado por prohibir las posiciones cortas durante dos meses para aliviar el desplome del mercado y evitar movimientos de precio desordenados. Una medida que también adoptaron otros países como Francia, Italia, Austria, Bélgica y Grecia.

Según lo comunicado, las últimas posiciones cortas de un 0,1% o superiores correspondientes al viernes 19 de marzo deberán comunicarse a cada uno de los supervisores nacionales antes de las 15.30 horas del lunes 22 de marzo. A partir de ese día, los inversores solo deberán comunicar las posiciones bajistas que alcancen o superen el 0,2% del capital. 

Normas
Entra en El País para participar