Coronavirus

La CNMV veta todas las apuestas bajistas por un mes para aliviar al mercado

El supervisor toma esta medida excepcional ante el desorden en el mercado

La CNMV veta todas las apuestas bajistas por un mes para aliviar al mercado

La CNMV corrige y aumenta la decisión que tomó el jueves de la semana pasada, cuando prohibió las apuestas bajistas sobre 69 empresas cotizadas solo durante la sesión del viernes 13. Ahora, veta absolutamente todas las posiciones cortas sobre todos los valores y sobre índices durante un mes, del 17 de marzo al 17 de abril, ambos días incluidos.

El supervisor invoca la "situación de extrema volatilidad que atraviesan los mercados de valores europeos, incluyendo los españoles, su evolución en el contexto de la situación creada por el virus Covid-19 y el riesgo de que en las próximas semanas puedan producirse movimientos de precio desordenados". "Otro factor que se ha considerado han sido las implicaciones de la declaración en España del estado de alarma el pasado sábado, 14 de marzo".

Las posiciones cortas estarán totlamente vetadas en la Bolsa española, sean directas –vendiendo las acciones tras tomarlas prestadas– o a través de cualquier otro instrumento que provoque un efecto similar, como los contratos por diferencias (CFD), los warrants, los swaps o los futuros. El objetivo: frenar la psicosis de los inversores que los fondos oportunitas no agraven el problema. No se permiten las posiciones cortas ni sobre índices ni sobre acciones.

Los poderes del supervisor

La última vez que la CNMV empleó este poder fue el 12 de junio de 2017, pero sobre un único valor, Liberbank. Entonces, el banco que pilota Manuel Menéndez como consejero delegado se estaba viendo asediado por un ejército de ataques bajistas tras la resolución de Popular. Como en aquella ocasión, y como es preceptivo, el organismo que preside Sebastián Albella ha obtenido la luz verde de la UE.

La CNMV invoca el reglamento europeo sobre las ventas en corto de marzo de 2012, que aclara que puede tomar esta medida cuando las posiciones cortas suponen una amenaza potencial para la estabilidad financiera o la confianza del mercado. "Estas medidas podrían ser necesarias debido a toda una serie de hechos o circunstancias de índole financiera o económica, pero también, por ejemplo, en los casos de desastres naturales o actos terroristas", explica la norma.

En España, se vetaron las posiciones cortas contra el sector financiero entre agosto de 2011 y febrero de 2012; la prohibición se recuperó cinco meses después para todos los valores y finalizó el 31 de enero de 2013. La crisis hizo saltar las alarmas en Europa y se reguló la posibilidad de invalidar las operaciones bajistas, si bien el reglamento de Bruselas especifica que solo en circunstancias excepcionales deben tomarse medidas.

 

Normas
Entra en El País para participar