Política monetaria

El BCE apenas eleva las compras de deuda tras anunciar su aceleración

Adquirió activos por 14.000 millones de euros netos de su programa antipandemia la semana pasada

El BCE apenas eleva las compras de deuda tras anunciar su aceleración

El BCE lanzó la promesa el jueves pasado de acelerar las compras de deuda para frenar el alza de rendimientos de los bonos pero se lo está tomando con calma. Durante la semana pasada apenas elevó el importe de su adquisición de activos en el mercado y el programa extraordinario antipandemia aumentó en apenas 14.000 millones de euros neto, ligeramente por encima de los 11.900 millones de euros de la semana precedente.

El total de activos adquirido bajo este programa (PEPP por sus siglas en inglés), que se ha convertido en el principal instrumento de política monetaria del BCE, alcanza ya los 892.600 millones de euros, sobre un total previsto de 1,85 billones de euros hasta al menos marzo de 2022.

Tras la reunión del Consejo de Gobierno del jueves pasado, el BCE anunció su intención de elevar "de forma significativa" la cuantía semanal de sus compras de deuda frente a lo registrado en el inicio de año con el fin de frenar el alza de rentabilidades de los bonos, que entraña el riesgo de incrementar el coste de financiación y de amenazar el objetivo de la institución de preservar unas condiciones favorables para el endeudamiento. Se trata de seguir sosteniendo una financiación barata de gobiernos y empresas mientras se consolida la recuperación económica.

Pero la primera reacción del BCE en mercado tras ese anuncio no ha sido agresiva, con compras que han aumentado de forma muy leve de una semana a otra. Y mientras, el rendimiento de los bonos cede, sin que el banco central esté elevando su munición compradora. Así, el interés del bono alemán a 10 años, que el 25 de febrero estaba en el -0,232%, en máximos de un año, ahora cotiza en el -0,318%, en niveles del pasado junio. El rendimiento del bono de EE UU, referencia para la deuda europea, está en el 1,6%, en máximos de febrero de 2020. 

El BCE anunció la semana pasada su intención de acelerar el ritmo de compras pero no dio una referencia de cuál sería la cuantía, ni de qué nivel de rentabilidades en los bonos es el óptimo para garantizar su objetivo de unas condiciones favorables de financiación. Tampoco se comprometió a consumir el programa PEPP en su totalidad. 

Normas
Entra en El País para participar