Los bancos que restringieron dividendos dieron entre el 12% y el 23% más de crédito

El Banco de España afirma que la limitación a los dividendos propició mayor concesión de financiación con aval público

Banco de España dividendos

 La decisión del BCE de solicitar a la banca que renunciara al pago de dividendo con el estallido de la crisis para dar prioridad a la concesión de crédito tuvo el impacto positivo esperado, según un análisis publicado hoy por el Banco de España y en el que asegura que las entidades que limitaron en 2020 la retribución a sus accionistas concedieron más crédito tras la entrada en vigor de esa limitación, entre un 12% y un 23% más, que las que no lo hicieron.

Además, el análisis concluye que las empresas que han recibido préstamos con aval público han obtenido más crédito de los bancos que no repartieron dividendos que de los que sí lo hicieron, lo que, según el Banco de España, sugiere que la limitación al dividendo ha servido para hacer más efectiva la financiación con garantías del ICO por parte del Gobierno, por una cuantía que asciende ya a los 120.000 millones de euros.

Las conclusiones del Banco de España analizan lo sucedido entre enero y septiembre del pasado año, utilizando una muestra de entidades y considerando que tan solo algunas de ellas pudieron repartir dividendos en los primeros meses de la pandemia, al haber sido ya aprobados en firme antes de la recomendación.

Así, siete de las doce entidades españolas consideradas repartieron la totalidad del dividendo propuesto con cargo a los resultados de 2019 (BBVA, Banco Sabadell, Bankia, Bankinter, Abanca Corp. Bancaria, Ibercaja10 y Grupo Cajamar), mientras que cinco (Banco Santander, Caixabank, Kutxabank, Liberbank y Unicaja) suspendieron parte o la totalidad de aquel.

El BCE hizo el 27 de marzo del pasado año un primer llamamiento a los bancos para renunciar al pago de dividendos y la recompra de acciones en favor de la financiación bancaria y también como fórmula para garantizar la solvencia del sector ante la irrupción de la crisis. Su objetivo prioritario era que la ingente liquidez inyectada al sistema financiero llegara a la economía real y los bancos eran además una pieza fundamental para desarrollar el sistema de créditos con aval público puesto en marcha por los gobiernos de la zona euro.

Los bancos cumplieron de forma generalizada con la recomendación del BCE, que luego extendió en julio la limitación al dividendo hasta finales de 2020 y que en diciembre de ese año decidió prolongar hasta septiembre de este año. Así, hasta esa fecha los bancos no deberán repartir cómo dividendos más del 15% del beneficio acumulado entre 2019 y 2020.

"Los resultados sugieren que la Recomendación BCE /2020/19 ha tenido un impacto significativo (tanto estadísticamente como económicamente) en la concesión de crédito nuevo, ya que se observa un incremento diferencial del volumen concedido por parte de las entidades que no repartieron dividendos con respecto a las que sí lo hicieron", explica el Banco de España. En concreto, un incremento de entre el 12% y el 23% frente a las entidades que sí lo repartieron.

"Los bancos afectados por la restricción de dividendos dan más crédito (después de la entrada en vigor de la recomendación), que los no afectados, a aquellas empresas que tienen algún tipo de garantía gubernamental asociada a las medidas de apoyo público por el COVID-19", añade el informe.

El Banco de España reconoce que el análisis sugiere que este efecto ocurre para diferentes tipos de entidades. "Los resultados son robustos y significativos para los meses de abril, mayo, junio y julio, si bien se encuentra menor consistencia en las estimaciones para agosto y septiembre", explica. En definitiva, durante la primera parte de la restricción a los dividendos.

 El análisis compara a las entidades que renunciaron al pago de dividendo con aquellas que lo mantuvieron de algún modo ya que a 27 de marzo de 2020 no podían dar marcha atrás en el reparto y remuneraciones variables si ya habían sido aprobadas en junta general. Aquellas que lo cancelaron fue bien porque no se habían comprometido al pago de dividendos, o porque, si habían anunciado, aún estaba pendiente de aprobación. 

 

 

Normas
Entra en El País para participar