Alimentación

Deoleo y las bodegueras celebran en Bolsa el fin de los aranceles de Estados Unidos

La compañía aceitera cerró la sesión con un repunte del 10%

Deoleo y las bodegueras celebran en Bolsa el fin de los aranceles de Estados Unidos

El acuerdo alcanzado entre EE UU y la UE para suspender de manera temporal los aranceles impuestos por la antigua administración Trump a raíz de las ayudas europeas a Airbus, ha llevado la euforia a algunos de los valores bursátiles cuyos sectores más han sufrido esta medida en los últimos meses.

La compañía aceitera Deoleo cerró la sesión con un repunte del 10%, escalando hasta los 0,36 euros por acción. Durante la jornada llegó a dispararse un 13%. Esta tiene en EE UU uno de sus principales mercados. De hecho, según el informe financiero publicado hace unos días, la unidad de negocio norteamericana fue la que más ingresos generó para el grupo en 2020, 177,3 millones, y la que más creció, un 50%. La compañía que preside Ignacio Silva ha podido salva la mayor parte del impacto de los aranceles estadounidenses al tener plantas de embotellado de aceite fuera de España. 

La Asociación Española de la Industria y el Comercio Exportador del Aceite de Oliva (Asoliva), celebró este fin de semana la suspensión temporal de la medida, que a nivel general ha ocasionado pérdidas al aceite español. Según sus cálculos, el impacto ha sido de 1.200 millones desde octubre de 2019, al haberse dejado de exportar directamente a EE UU unas 80.000 toneladas de aceite. Esta patronal demanda que la suspensión sea definitiva una vez culminen las negociaciones entre UE y EE UU.

Otro sector que está de celebración es el del vino. Esto se refleja en la cotización de dos grupos bodegueros: Bodegas Riojanas y Barón de Ley. La primera se disparó casi un 12% hasta los 3,6 euros, su mayor nivel en un año, mientras que la segunda creció de forma más moderada, un 2%, después de haber llegado a hacerlo en el entorno del 5%. 

La Federación Española del VIno (FEV) también ha mostrado su satisfacción este lunes. Según sus cálculos, el incremento de gravámenes ha afectado "gravemente a casi el 90% de las bodegas que, además de ver disminuida su facturación por una caída en el volumen exportado, han tenido que absorber en su margen comercial todo o gran parte de ese 25% para no elevar su precio de venta". 

En 2020, estima la FEV, los aranceles han provocado una caída del 9% en valor y del 4,5% en volumen del vino español exportado a EE UU, además de una caída del 5% en el precio medio de lo vendido a ese país. El director general de la FEV, José Luis Benítez, dice en un comunicado que la suspensión de los aranceles es una “excelente noticia” porque estos eran “profundamente injustos” para el vino español "por un conflicto comercial en el que nada tenía que ver".

Normas
Entra en El País para participar