Guerra comercial

EE UU y la UE acuerdan suspender los aranceles por el conflicto de Airbus y Boeing

La cancelación acordada es por un periodo de cuatro meses y afecta productos aeroespaciales y no aeroespaciales

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Estados Unidos y la Unión Europea han acordado suspender los aranceles por la disputa aeronáutica a raíz de las ayudas de Airbus y Boeing, tras una llamada entre el presidente estadounidense, Joe Biden, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

"Como símbolo de un nuevo comienzo, hemos acordado suspender los aranceles impuestos en relación a la disputa entre Airbus y Boeing, tanto en productos aeroespaciales como no aeroespaciales por un periodo de cuatro meses", ha informado Von der Leyen a través de un comunicado.

Bruselas ha insistido en que esto es un primer paso para resolver las disputas aeronáuticas, algo en lo que ambas administraciones se han comprometido. "Estas noticias son excelentes para las empresas e industrias a ambos lados del Atlántico y es una señal muy positiva para la cooperación económica en los próximos años", ha subrayado.

De esta forma, se inicia ahora un período de cuatro meses en el que ambas partes deberán negociar las futuras disciplinas para la concesión de apoyo oficial a los fabricantes de aeronaves, en lo que podría ser un embrión del marco para el apoyo a la industria aeronáutica en el futuro.

En noviembre de 2020, la Comisión Europea aprobó el Reglamento de Ejecución y la lista de productos sobre los que se aplicaron las contramedidas arancelarias a EE.UU. por importe aproximado de 4.000 millones de dólares como contramedida a las subvenciones ilegales al fabricante de aviones estadounidense Boeing.

Esta decisión se basó en la resolución de la Organización Mundial de Comercio (OMC) del 13 de octubre, por la que se reconocía a la UE la potestad para ejercer sus propios derechos a retirar concesiones o imponer contramedidas a EE UU.

La propuesta de Reglamento de Ejecución establecía la intención de la CE de suspender la aplicación del futuro Reglamento en el momento que EEUU levantara sus contramedidas.

Los aranceles adicionales de Estados Unidos son del 10% para los productos de la industria aeronáutica y del 25% para los agroalimentarios, que se aplican desde el pasado 18 de octubre de 2019 y que afectan a productos como el aceite de oliva envasado, vinos tranquilos envasados, aceitunas verdes, quesos, cítricos, carne de porcino o conservas de moluscos.

España celebra el acuerdo

El Gobierno español ha celebrado la decisión, que afectaba a productos agroalimentarios españoles como el aceite de oliva, las aceitunas, quesos o el vino, entre otros. La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha calificado la suspensión de estas tasas como un "gran paso" para alcanzar cuanto antes una solución definitiva en el seno de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y lograr "levantar definitivamente unos aranceles que están lastrando a la industria aeronáutica y agroalimentaria española, y poder retomar las exportaciones al mercado estadounidense".

Por su parte, el titular de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha reconocido que se trata de una "excelente noticia" para el conjunto del sector agroalimentario, que se ha visto "injustamente afectado por estos aranceles que nada tienen que ver con el sector". Sobre todo, en un contexto como el actual, en el que la recuperación del mercado estadounidense será fundamental para algunos productos agroalimentarios como el vino o el aceite de oliva, que se están viendo impactados también por la crisis sanitaria del coronavirus.

Maroto ha recordado que desde el Gobierno se llevan "meses reclamando a Estados Unidos que tome las medidas adecuadas para cumplir con las reglas de la OMC, ya que la escalada en el conflicto comercial es algo que no ha beneficiado a ninguna de las partes".

Por su parte, Planas se ha felicitado por esta decisión que supone la vuelta de Estados Unidos, bajo la presidencia de Joe Biden, a un comercio basado en reglas. "Un comercio internacional basado en reglas favorece intercambios equilibrados, que se traduce en más empleo y más riqueza", sobre todo, en el medio rural, donde se asienta la mayor parte de las empresas agroalimentarias.

La titular de Industria considera que esta decisión "abre la posibilidad a que otras disputas puedan abordarse y resolverse en breve y permite ser más optimista sobre un pronto desarrollo de una agenda de colaboración en áreas de interés mutuo".

Normas
Entra en El País para participar